Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz rechaza que Aznar declare como testigo por los papeles de Bárcenas

La fiscalía se había opuesto a que el expresidente fuera interrogado sobre los pagos opacos

José María Aznar no declarará como testigo en el caso de los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del extesorero del PP. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha rechazado este miércoles la comparecencia del exlíder popular, que había sido solicitada por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), una de las acusaciones populares personadas en la causa.

El magistrado instructor se alinea con la Fiscalía Anticorrupción, que el pasado 21 de junio se opuso a la petición de que Aznar testificara en la pieza separada del caso Gürtel relacionada con la contabilidad manuscrita que publicó EL PAÍS el pasado 31 de agosto. En su escrito, Ruz habla de la “irrelevancia” e “innecesariedad” del testimonio del expresidente. “No se justifica de forma suficiente la pertinencia y relevancia de ese testimonio al objeto de la investigación en curso”, señala el magistrado.

Asimismo, Ruz rechaza que se investiguen las declaraciones de la renta de los políticos del PP que figuran como perceptores de sobresueldos en la contabilidad de Bárcenas, como también había reclamado Adade.

La acusación popular consideraba necesario que el expresidente testificara después de que el exdiputado Jaime Ignacio Del Burgo declarara en el Juzgado que fue la dirección del PP, y en concreto el presidente del partido, que él mismo precisó que era Aznar, quien decidió abonar una compensación al exconsejero de Salud del Gobierno de Navarra Calixto Ayesa. Adade fundó su petición de que declarara Aznar en la posibilidad de que el testimonio prestado por Del Burgo no fuera cierto. "No encontramos motivo alguno que nos haga dudar de la afirmación realizada por Jaime Ignacio del Burgo, relativa a que fue José María Aznar López quien acordó el pago a Calixto Ayesa, como compensación mensual por el quebranto económico que le generaba cerrar su consulta como dermatólogo para el ejercicio de un cargo público para el que le propusieron", rebatió la fiscalía.

Los abogados de la acusación popular pretendían también que Aznar confirmara con su declaración si percibió sobresueldos cuando ya era presidente del Gobierno y, en caso afirmativo, si los declaró a la Hacienda Pública. Para sostener esta teoría, Adade recuerda los pagos que figuran a un tal "J. M." en los papeles de Bárcenas y que suman 1,53 millones de pesetas (9.000 euros) entre abril y agosto de 1990, asi como los 782.695 euros que aparecen a nombre de Aznar como gastos de representación entre los años 1990 y 1996 en la contabilidad oficial del PP.

La fiscalía consideró que el pago de las cantidades reflejadas en las cuentas oficiales del partido "no revelan a priori ninguna actividad de naturaleza delictiva", y que si lo fueran ya habrían prescrito. En cuanto a las anotaciones de Bárcenas de pagos a "J. M.", el ministerio público sostenía que no hay "ningún elemento o indicio" en la causa que permita afirmar que dichas iniciales corresponden con las del expresidente del Gobierno.