La deportista holandesa asesinada estaba embarazada de tres meses

Según su familia, se había desplazado a Murcia para realizar un tratamiento de fertilidad

Ingrid Visser, la conocida jugadora de voleibol holandesa encontrada el pasado domingo descuartizada en Murcia junto a su pareja, estaba embarazada de tres meses, según han asegurado  sus compañeras de equipo.

La conocida jugadora, de 36 años e internacional con Holanda, no volvió a su casa en Ámsterdam tras viajar a Murcia con su pareja, supuestamente, “a una cita médica”. Según la versión de la familia, habían viajado “solo para un tratamiento médico” en una clínica de fertilidad, “no tenían enemigos” y “no contaron que vinieran a España para otra cosa”.

Visser fue vista junto a su novio, Lodewijk Severin, de 57 años, por última vez la tarde del 13 de mayo cuando salían del hotel Churra-Vistalegre de Murcia. La alerta sobre su desaparición fue dada el 15 de mayo, día en que debían volar de regreso a su país.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción