_
_
_
_
_

Los expertos piden hoy a ETA más desarme y reinserciones individuales

El reconocimiento del daño causado a las víctimas, otra exigencia clave

Algunos de los participantes en la conferencia de paz de 2011. En primer término, Kofi Annan.
Algunos de los participantes en la conferencia de paz de 2011. En primer término, Kofi Annan.jesús uriarte

Año y medio después de la declaración de cese definitivo de ETA, expertos internacionales en resolución de conflictos se vuelven a reunir hoy en el palacio donostiarra de Aiete para tratar de impulsar el paralizado proceso de consolidación del final del terrorismo a través de nuevas propuestas sobre desarme, presos, derechos humanos y memoria. En esta ocasión no existe la expectación que suscitó la convocatoria de Aiete de hace año y medio, debido a la menor relevancia de las personalidades asistentes — a aquella cita acudieron el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, y expresidentes de gobiernos europeos — y ante la posibilidad, confirmada tres días después, de que ETA anunciara el cese definitivo de la violencia. No obstante, la cita de este 27 de mayo suscita interés porque podría suponer un paso adelante en la consolidación del fin de la banda.

Todo apunta a que los expertos internacionales — cuatro relatores apoyados por el Foro Social— reclamarán a ETA que dé pasos en aquellos aspectos que mantienen encallado el proceso de consolidación del final del terrorismo. Así, previsiblemente, le recomendarán que avance en el desmantelamiento de sus estructuras, equivalente a su disolución en el lenguaje de los organismos internacionales, como la ONU, y que los presos de la banda se acojan a la reinserción individual, de acuerdo con la legalidad, dejando de lado la reivindicación de amnistía, que el Gobierno no puede ni quiere asumir.

Vuelve la cumbre de Aiete para pedir a los terroristas más pasos hacia el final

Le sugerirán, también, que no ponga como condición necesaria para avanzar hacia ese final que se convoque una negociación con el Gobierno, cuyos portavoces han manifestado reiteradamente su negativa a sentarse con representantes de la banda. Y se espera, asimismo, alguna propuesta de calado sobre el reconocimiento del daño causado a las víctimas del terrorismo etarra.

“No hay certeza de que ETA responda favorablemente a las propuestas que le hagan este lunes en Aiete. Pero las posibilidades aumentan cuando los proponentes son expertos internacionales, como sucedió en octubre de 2011 en Aiete”, señalan fuentes próximas a los convocantes.

Los expertos internacionales han mantenido contactos previos con la izquierda abertzale, con el PNV y el PSE, que conocen la generalidad de sus propuestas. PP y UPyD se han negado a entrevistarse con ellos, como sucedió en los prolegómenos de la declaración de Aiete de 2011.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los partidos vascos se mantienen expectantes y, a diferencia de hace año y medio, han aumentado sus cautelas. La misma actitud mantiene el Gobierno vasco: “Si las propuestas de este lunes son un paso adelante, como parece, les daremos su apoyo. Pero hay que ser cautelosos porque en las conclusiones, que se cerrarán a última hora, puede haber 11 puntos positivos y el número 12 puede invalidarlo todo. O puede suceder que al final ETA no atienda el llamamiento por disidencias internas”.

Se exigirá a la banda que no condicione su final a la cita con el Gobierno

El Gobierno vasco recuerda lo sucedido en junio del año pasado. La izquierda abertzale contó con que los presos de ETA atenderían su petición de asumir la legalidad penitenciaria y que emitirían un comunicado asumiendo la reinserción individual. Pero al final, los presos etarras no dieron el paso por disidencias internas y mantuvieron el discurso de la amnistía.

El origen de la convocatoria de hoy procede del Foro Social celebrado en Pamplona y Bilbao el 14 y 15 de marzo a propuesta de Lokarri, organizadora, también, de la cita de Aiete de octubre de 2011. Está respaldado por el Grupo Internacional de Contacto, de Brian Currin; la Asociación por la Democracia y Derechos Humanos; la Cátedra Unesco de Ciudadanía, Convivencia y Pluralismo y la plataforma de mujeres por la paz, Ahotsak, entre otras organizaciones. Al foro fueron convocadas 300 personas, entre ellas numerosos expertos en resolución de conflictos.

Los encuentros abordaron los retos a los que se enfrenta un país, tras el final del terrorismo, y una organización armada, como ETA: definición de una agenda de desarme y reintegración de presos y huidos; la garantía de todos los derechos humanos y cómo afrontar el pasado y poner las bases de la convivencia.

¿Se avanzará de Aiete 1 a Aiete 2?

El 17 de octubre de 2011, expertos internacionales en resolución de conflictos, liderados por el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, reunidos en el palacio donostiarra de Aiete con representantes de una mayoría de partidos y organizaciones sociales vascas, pidieron a ETA el cese definitivo de la violencia. A los tres días, la banda lo asumía públicamente

En el texto leído en Aiete por el expresidente de la República de Irlanda, Brian Aherne, además de reclamar a ETA el cese definitivo de la violencia, los expertos internacionales llamaban a los gobiernos español y francés a dialogar con la banda sobre las “consecuencias del conflicto”, particularmente sobre el desarme, los presos y las víctimas.

En el año y medio transcurrido desde la declaración de Aiete no se ha avanzado nada en ninguna de las tres principales cuestiones pendientes para consolidar el cese definitivo del terrorismo. ETA, como organización, no ha dado pasos hacia el desarme ni tampoco sus presos se han acogido a la reinserción individual como marca la ley ni han reconocido de manera clara el daño causado a sus víctimas. Mantienen vigente la reclamación de amnistía que rechaza la Constitución española.

ETA ha culpado al Gobierno de Mariano Rajoy, del PP, del bloqueo por “incumplir la declaración de Aiete” al negarse a dialogar con ella e incluso presionar al Gobierno noruego para expulsar del país, lo que sucedió en febrero, a su dirección, instalada allí tras su declaración de cese definitivo.

El Ejecutivo del PP ha argumentado que no ha incumplido nada porque ni siquiera hubo representantes del PP en Aiete el 17 de octubre de 2011. En todo caso, la declaración de ETA fue unilateral —no fue negociada con el entonces Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero— y tampoco obliga al PNV y al PSE, que sí envió representantes a Aiete. Eso no es óbice para que el PP, en estos meses, hubiera flexibilizado la política penitenciaria —acercamiento de presos y potenciación de la reinserción con los más dispuestos a esas medidas—, para estimular a ETA a que diera más pasos, como le recuerdan con frecuencia el PNV y el PSE.

Pero el paso principal lo tiene que dar ETA, la única que puede dar trascendencia real a la cita de hoy en Aiete 2.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_