Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar autorizó a Del Burgo a dar un sobresueldo a un consejero navarro

Matas niega haber cobrado los 8.000 euros que figuran en las notas del extesorero

 VÍDEO: ATLAS

El expresidente del Gobierno José María Aznar autorizó en 1991 que el recién nombrado consejero de Salud de Navarra, Calixto Ayesa, percibiera un sobresueldo de 23.439 euros, según ha reconocido hoy ante el juez Pablo Ruz el exdiputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) Jaime Ignacio del Burgo. El exdirigente de la formación foralista —antiguamente hermanada con el PP— ha declarado como testigo en la causa de los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del extesorero popular. Según fuentes judiciales, Del Burgo ha afirmado que Bárcenas le daba los fondos en metálico en “seis o siete sobres marrones”. Posteriormente, él diputado se los entregaba al consejero Ayesa “en bares o cafeterías de Pamplona”.

Tanto Del Burgo como Ayesa han declarado hoy por videoconferencia desde la capital navarra. Ambos políticos han coincidido en que el pago tenía por objeto “compensarle” por el “quebranto económico” que le suponía tener que cerrar su clínica dermatológica para ejercer como consejero de Salud. Las entregas a Del Burgo, recogidas en la contabilidad secreta de Bárcenas, se realizaban en bloques de 600.000 pesetas (3.600 euros). Los manuscritos de Bárcenas recogen pagos entre 1991 y 1992, aunque Ayesa reconoció que los abonos se prolongaron hasta 1995.

Preguntado sobre estos hechos en una entrevista en Antena 3, el expresidente del Gobierno ha rechazado hacer declaraciones al encontrarse este asunto bajo investigación judicial.

Del Burgo recibió de Bárcenas en 2001 un segundo pago, de 500.000 pesetas (3.000 euros). Estos fondos fueron entregados a la concejala de UPN de Villaba Elena Murillo Gay, cuya vivienda había quedado prácticamente destrozada por un atentado de ETA.

El juez Pablo Ruz sigue recabando testimonios y documentos que otorgan veracidad a los papeles de Bárcenas. Ayer, el magistrado tomó declaración a otros cuatro políticos que figuran como perceptores de fondos en diferentes fechas en las cuentas manuscritas de Bárcenas. Y aunque, según fuentes judiciales, en algunos casos demostraron flaqueza de memoria, corroboraron la existencia de pagos al margen de la contabilidad oficial de partido y, por lo tanto, opacos al fisco.

El exministro de Medio Ambiente y expresidente de Baleares Jaume Matas ha reconocido ante Ruz que recibió 21.436 euros del PP en concepto de nómina entre marzo de 2003 —fecha en que dejó el Gobierno central— y junio del mismo año, cuando accedió a la presidencia de las islas. Según fuentes próximas al expolítico, este dinero lo negoció con el entonces secretario general del PP, Javier Arenas. La nómina se le abonaba mediante transferencia bancaria y está declarada a Hacienda.

Sin embargo, según las mismas fuentes, Matas ha negado haber recibido los 8.400 euros que figuran a su nombre en la contabilidad b de Bárcenas en abril de 2003. El extesorero consignó junto al nombre de Matas que el dinero supuestamente entregado era para un “piso”.

El expresidente balear ha entregado al juez Ruz durante su declaración un contrato de arrendamiento de un inmueble en la calle Goya de Madrid en el que se establecía el pago de una renta mensual de 2.100 euros. Matas permaneció en esa casa durante cuatro meses, hasta que accedió a la presidencia balear. El total abonado por este alquiler sumaría 8.400 euros, la cifra que figura en los papeles de Bárcenas. En su declaración, el expolítico sostuvo que se trataba de una “casualidad”.

Fuentes cercanas a Matas afirmaron que utilizó el hecho de que necesitaba pagar un piso para su familia en el tiempo que medió entre su salida del Gobierno y su llegada al ejecutivo balear como baza para negociar con Javier Arenas el importe de su nómina, que se acercaba a lo que cobraba en el Ministerio de Medio Ambiente.

Antes de Matas declaró como testigo el político del PP vasco Santiago Abascal, miembro de las Juntas Generales de Álava y concejal de Amurrio. Este también confirmó haber recibido los 12.000 euros que figuran en las anotaciones de Bárcenas y dijo que fueron para reparar los daños en su comercio en Amurrio (Álava) tras un ataque con cócteles molotov en febrero de 1999. "Fueron daños por 19 millones de pesetas (114.000 euros). En ese año sufrí 19 actos de terrorismo callejero (...) el partido me ayudó con esa cantidad para reparar mi comercio y se lo agradezco", afirmó. Sin embargo, el exdirigente popular no recordó "ni quién le dio el dinero ni cómo se lo dio".

Más información