Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a Ruz de echarle del ‘caso Gürtel’ de forma arbitraria y premeditada

Los populares niegan en su recurso que usaran la acusación popular para defender a Bárcenas

Pablo Ruz.

El Partido Popular ha acusado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz y a la Fiscalía de actuar de forma “arbitraria” y “premeditada” al tomar la decisión de apartar a la formación conservadora de la acusación popular en el caso Gürtel. Según el recurso directo de apelación que los populares han presentado ante la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia, el auto por el que Ruz revocó la condición de acusador del PP es “carente de la más mínima motivación coherente y ajustada a derecho”.

El partido considera que su expulsión es “injusta y jurídicamente inadmisible” y que le provoca una “indefensión absoluta”. “El auto refleja una decisión premeditada del magistrado instructor y de la Fiscalía, que se han aferrado a cualquier excusa, por muy débil que sea”, para apartar al PP de la causa.

Tras el ataque contra Ruz y el fiscal, que el PP formula “con los debidos respetos y en términos de la más estricta y legítima defensa”, los abogados de la formación desgranan los argumentos que, a su entender, le facultan para seguir ejerciendo la acusación popular. El magistrado, de acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción, apartó en primer lugar al PP de la acusación popular en el caso de los papeles de Bárcenas –la investigación sobre la contabilidad secreta del extesorero-, pieza separada del caso Gürtel. Y el pasado 26 de abril revocó la acusación del partido en la pieza principal en atención a la conexión jurídica entre ambas causas.

Esta “conexidad” entre Gürtel y los papeles de Bárcenas fue la que permitió al juez Ruz quedarse con la instrucción de los papeles de Bárcenas en detrimento de su colega Javier Gómez Bermúdez, que había iniciado una investigación sobre la contabilidad a raíz de una querella de Izquierda Unida. El PP, que apoyó la jurisdicción de Ruz a toda costa, considera ahora que “el objeto de la pieza separada poco o nada tiene que ver con el de la causa principal” y que la propia fiscalía defendió esta idea antes de que se generara el conflicto de competencia. “Sencillamente es inaudito tratar de mantener dos criterios tan dispares en tan corto espacio de tiempo si no es con el solo fin de aferrarse a cualquier motivo o argumento para apartar al Partido Popular de la causa principal”.

Los abogados del PP insisten en calificar de “burdas fotocopias manipuladas” los 14 folios con la contabilidad que los peritos calígrafos de la policía atribuyen sin duda a Bárcenas. También niegan los letrados que utilizaran su posición acusatoria para defender a imputados como el extesorero Luis Bárcenas o la esposa de este, Rosalía Iglesias, al pedir reiteradamente el sobreseimiento de la causa contra ellos. Para rebatir este argumento y certificar su “buena fe procesal”, el PP asegura que “apoyó” las medidas cautelares que impuso el juez Ruz a Bárcenas el pasado 25 de marzo y por las que se le impedía salir de España y comparecer cada 15 días en la Audiencia Nacional. En realidad, lo que hizo el PP fue “no oponerse” a tales medidas.