Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos nuevas oleadas de virus para estafar por Internet se hacen pasar por la policía

El engaño llega a los internautas por correo electrónico en forma de 'spam'

Un pantallazo acusa a los usuarios de cometer delitos en la Red y exige el pago de una multa

Ejemplo de comunicación falsa remitida a un correo electrónico facilitada por la Policía en Twitter

El Ministerio del Interior ha lanzado este miércoles una alerta a todos los usuarios de internet ante “dos nuevas oleadas de virus que suplantan a la policía para estafar”. Se trata de mensajes de correo electrónico con una notificación ficticia “de asistencia en la Audiencia”, que llegan acompañados de archivos adjuntos que al ser abiertos roban información bancaria, o de supuestas alertas policiales por haber visitado determinadas páginas web que bloquean el ordenador hasta que se pague una multa. Si alguien los recibe, debe borrar los mensajes sin mirar más y revisar su ordenador. Ni la policía ni los juzgados comunican por ahora ni multas ni comparecencias por correo electrónico.

Las autoridades nunca realizan citaciones ni cobran sanciones por Internet

La policía fue avisada de las dos nuevas versiones de virus maliciosos a través de usuarios de Twitter. Estos alertaron a la cuenta de dicha red social del Cuerpo Nacional de Policía (@policia) de la nueva campaña de estafas mediante phishing, palabra similar a la voz inglesa de pescar, ya que el delincuente envía miles de correos a ver quién pica. La primera andanada ha sido bautizada como el “virus de la falsa notificación”.

Robo de cuentas

Los usuarios reciben un correo con el asunto “notificación de asistencia en la Audiencia”, a través de la cuenta policia@policia.es, según una nota difundida este miércoles. En el texto se pide a las posibles víctimas que, si quieren saber para qué se les cita, se descarguen un archivo (llamado notificación.scr), que se aloja en el ordenador y se activa cuando detecta que el usuario está navegando por páginas bancarias, roba las claves y las envía a los delincuentes.

La segunda se llama “el virus de la policía”. Se contagia al acceder a determinadas páginas web. La consecuencia es que bloquea el ordenador y solicita el pago de una multa de 100 euros por supuestamente haber descargado piezas musicales de forma ilegal o por el acceso a páginas de pornografía infantil. El mensaje llega falsamente firmado por la policía o por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), y advierte de “las consecuencias penales de esta actividad y de la necesidad de pagar la citada sanción para desbloquear su PC y evitar otras sanciones”.

La policía ha recordado a través de una nota que “nunca solicita el pago de multas ni notifica ningún tipo de comparecencia a través de Internet”. Y pide a quienes hayan recibido estos mensajes que revise su ordenador.