Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia ordena ampliar un informe sobre los viajes de Gürtel a Sepúlveda

El Tribunal entiende que la petición del juez Ruz no es innecesaria y puede ayudar a determinar delitos cometidos por otros implicados en la red que dirigía Francisco Correa.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ha desestimado un recurso del exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda y confirma la petición hecha por el juez Pablo Ruz, instructor de Gürtel, a la Agencia Tributaria para que amplíe un informe que pueda determinar el origen del dinero con el que supuestamente la trama Gürtel le pagó viajes dentro y fuera de España a él y su familia. Sepúlveda es el exmarido de la actual ministra de Sanidad, Ana Mato, quien también realizó viajes a Suiza y diferentes ciudades españolas con sus hijos y otros allegados pagados supuestamente por la red, aunque la ministra, que no está imputada, ha manifestado que tales viajes los abonó ella.

Contra el criterio de Sepúlveda, que alega que la Agencia Tributaria ya analizó estos hechos en otro informe y que de sus conclusiones no cabe atribuirle a él ningún delito fiscal, la Sección Cuarta de la Audiencia entiende que la petición de Ruz de ampliación de ese informe, requerida también por la Fiscalía Anticorrupción, es pertinente y necesaria por cuanto Sepúlveda está siendo investigado, además de por delito fiscal, “por otros hechos, algunos de los cuales están relacionados con actos de posible corrupción, enmarcados en el tipo de cohecho”. Y también porque ello puede contribuir a clarificar los delitos que el instructor atribuye a otros implicados de la red Gürtel, entre ellos, su cabecilla Francisco Correa.

Señala la Audiencia que es pertinente que el perito de Hacienda amplíe su informe para determinar si los viajes que realizó Sepúlveda y su familia “fueron abonados” por su beneficiarios, ellos mismos, “o por el coimputado Francisco Correa o alguna de sus empresas”. Opina el tribunal, contra lo que sostiene Sepúlveda en su recurso, que la decisión de Ruz “no supone una extralimitación amparada por el instructor [Ruz], puesto que va dirigida a la averiguación de supuestas conductas con apariencia criminal distinta de la defraudación tributaria". Y que ello no implica "que se siga contra el imputado recurrente una causa general y prospectiva, puesto que supone la continuación de los actos de comprobación sobre hechos no novedosos y de los que el interesado ha podido y puede defenderse”. La Sección Cuarta, formada por tres jueces, uno de los cuales ha formulado un voto particular concurrente, concluye: “No le cabe la menor duda a este tribunal que resulta plenamente pertinente y necesaria la diligencia, y que esta no coincide ni esta afectada con la determinación sobre cuotas tributarias insatisfechas”.

Sepúlveda, según la investigación del caso Gürtel, recibió en total supuestamente más de medio millón de euros de la trama de Francisco Correa entre los años 2002 y 2004 por ordenar que el Ayuntamiento concediera a sus empresas “adjudicaciones irregulares” tanto en “obras públicas” como en la realización de eventos. También se le atribuye que, entre 1998 y mayo de 2005, habría recibido de la red “diversos regalos en forma de vehículos, de viajes y de eventos familiares, así como dádivas en efectivo”.

Sobre Sepúlveda pesan supuestos delitos de cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos y contra la hacienda pública. El juez ha tasado en 50.049,01 euros los regalos que Sepúlveda recibió de la trama entre 2000 y 2004 en forma de “servicios turísticos”.  A cambio de viajes y pagos de comisiones, el juez sostiene que el Ayuntamiento de Pozuelo concedió “adjudicaciones irregulares” de obras públicas y de organización de eventos a algunas sociedades de la red de Correa.