Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos UGT y CC OO niegan haberse lucrado con la trama corrupta

Ambas organizaciones se desvinculan del cobro de comisiones pese a las sospechas de la juez

Los sindicatos UGT y CCOO se han defendido esta mañana de las acusaciones que les implican en el caso del fraude en los ERE negando haberse lucrado con los expedientes de regulación de empleo. La juez Mercedes Alaya ha cifrado en 4,2 millones las “sobrecomisiones” que considera ilegales, procedentes solo de la consultora Vitalia, que gestionó los ERE junto a la firma Uniter. 

Los secretarios regionales en Andalucía de CC OO, Francisco Carbonero, y de UGT, Manuel Pastrana, ofrecieron explicaciones por separado respaldados por un miembro de la ejecutiva confederal de ambos sindicatos. Censuraron que la juez dé credibilidad a las acusaciones del directivo de Vitalia Antonio Albarracín -en prisión provisional-  sobre el cobro de comisiones por su asesoramiento en la tramitación de los ERE "sembrando una sombra de sospecha" sobre la labor que realizan en defensa de los trabajadores.

Según el auto de la juez las centrales cobraban entre el 0,5 y el 1% de cada ERE mediante sus agencias de corretaje de seguros Atlantis Asesores y Temiqui. El ejemplo más sonado fue el millón de euros que cada sindicato cobró en el ERE de Delphi, a través de la consultora Uniter.

Para las centrales el dinero en concepto de asesoramiento es completamente legal. Aseguraron que no les constan las cantidades que supuestamente ingresaron y que apunta la juez en el auto. "UGT no ha cobrado ni legalmente cantidades que se aproximen a la cifra de la que habla el auto judicial", afirmó Pastrana en declaraciones recogidas por la agencia EFE. Añadió que el el caso de los ERE han actuado con "contundencia" con los miembros del sindicato que se han visto implicados, con expulsiones y despidos. Se confesó molesto por el hecho de que a Juan Lanzas, conocido como el conseguidor de los ERE y encarcelado, se le siga presentando como exsindicalista de la UGT cuando dejó de pertenecer a este sindicato en 2002 y, además, "todas las actividades por las que se le investiga las hizo con posterioridad a su salida de UGT".

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha explicado que los sindicatos no designan a las aseguradoras de los ERE, sino las empresas, e intentan que las comisiones sean lo más bajas posibles para que redunde en las prestaciones de los trabajadores y, de hecho, afirmó que suelen tener muchos conflictos, como con Apra Leven o Vitalia, porque incumplen y dejan de pagar las pólizas. Por ello, ha reclamado que no se mezcle la labor sindical con actividades delictivas porque hace mucho daño a la imagen de los sindicatos y de cientos de miles de personas que trabajan de forma voluntaria y a los que 'no se les puede mezclar con delincuentes'.

El secretario general de CC OO, por su parte, censuró lo que calificó como "sombra de sospecha", que ha recaído en los sindicatos por las "insinuaciones de un imputado", de que UGT y CCOO negociaban con la Junta comisiones por los ERE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >