Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pons defiende que el PP “no es cómplice de nada”, sino “la víctima” de Bárcenas

El extesorero estrena las medidas de control impuestas por el juez Ruz

Ha llegado a las 8.30 a la Audiencia Nacional, donde debe presentarse quincenalmente

"El PP no es cómplice de nada, es la víctima" de Bárcenas. El vicesecretario de Estudios y Programas de los populares, Esteban González Pons, ha rechazado esta mañana cualquier tipo de vínculo entre la dirección del partido y el extesorero, y, en la línea que ya defendió ayer Alberto Ruiz Gallardón, ha considerado que el PP y Bárcenas se encuentran "donde tienen que estar, que es enfrentados en los tribunales de Justicia". Pons ha insistido en una entrevista en ABC Punto Radio que la relación laboral con el antiguo responsable de las finanzas del partido terminó en 2010. Pons ha justificado, además, el retraso en la presentación de las demandas anunciadas contra el extesorero, asegurando que los abogados contratados por el partido han pedido más tiempo para preparar la demanda.

Bárcenas ha estrenado esta mañana las medidas de control que le impuso el juez Pablo Ruz y que le obligan a comparecer en la Audiencia Nacional los días 1 y 15 de cada mes, después de que le fuera retirado el pasaporte. El también exgerente popular ha llegado a las 8.30 y no ha querido hacer declaraciones.

El juez dejó el pasado 25 de febrero a Bárcenas en libertad provisional pese al peligro de fuga, después de tomarle declaración. Ruz utilizó en su auto una expresión más diplomática. Según el magistrado, existe un "fundado riesgo" de que "el imputado pueda eludir la necesaria sujeción al procedimiento, poniéndose fuera de disposición de la justicia". Además, justificaba la medida por la gravedad de los delitos que se le imputan al extesorero y exsenador —cohecho, contra la Hacienda Pública y blanqueo— unido "a la certeza de la disposición de un patrimonio relevante situado en parte en el extranjero". En la declaración de ese mismo día, Bárcenas confesó que había llegado a tener 38 millones de euros en una cuenta en Suiza.

El juez también tiene en cuenta "la frecuencia con la que el mismo viene desplazándose fuera de España". Según el magistrado, los datos aportados por Suiza en la comisión rogatoria, que el pasado diciembre permitió saber que Bárcenas ocultó hasta 22 millones de euros en el país helvético, añaden un "plus penológico" que agrava el riesgo de huida.

La Fiscalía Anticorrupción tenía hoy previsto someter a Bárcenas a una nueva prueba caligráfica, pero ha suspendido esa comparecencia y ha enviado un oficio al juzgado de instrucción número 30 de plaza de Castilla para que le comunique en qué situación se encuentran las dos denuncias contra el extesorero del PP y si se han abierto diligencias, cosa que sí ha hecho ya el titular del juzgado número 30. Esto significa que previsiblemente Anticorrupción tendrá que paralizar su investigación y enviar todos los documentos al juez de instrucción.