Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso pide al PP “plantarse” ante Bárcenas: “Está jugando con nosotros”

El portavoz popular en el Congreso asegura que sería "inútil" tratar de chantajear a Rajoy

Gallardón ve el 'caso Bárcenas' como "un asunto de carácter judicial"

Alfonso Alonso, uno de los dirigentes populares más contundentes con Luis Bárcenas, ha pedido  hoy al PP "plantarse con seriedad" frente al extesorero que mantiene en vilo al partido, al considerar que está "jugando" con la "dignidad" de esta formación política. El portavoz parlamentario en la Cámara baja ha insistido, en una entrevista en Radio Euskadi, en la necesidad de actuar con firmeza contra Bárcenas una vez demostrado que está "metido en un embrollo de mentiras" y que las está empleando para "atacar con dureza" al PP.

"Me parece que [Bárcenas] está jugando con el PP y eso no lo podemos permitir de ninguna manera. Es hora de plantarnos con seriedad frente a este hombre y defender a nuestro partido, nuestra dignidad y no permitir que pueda jugar con el PP", ha asegurado Alonso.

El portavoz parlamentario ha mantenido que no tiene constancia de que Bárcenas esté "chantajeando" a su partido, aunque esta es la circunstancia a la que apuntan varios populares, pero en caso de que esa fuera su intención, le ha advertido: "Sería completamente inútil". "Sería no conocer al presidente de mi partido [Mariano Rajoy], que no es un hombre sensible a chantajes", ha agregado. Así lo quiso dejar muy claro el lunes María Dolores de Cospedal. “Este partido no acepta chantajes, el presidente del Gobierno no acepta chantajes, y el presidente del partido no acepta chantajes. Lo digo con toda la tranquilidad: de ninguna manera”, aseguró después de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, rechazara contestar el pasado viernes esa misma pregunta. 

Bárcenas: "No me he apuntado al paro ni me voy a apuntar"

"No me he apuntado al paro ni me voy a apuntar". Así lo ha asegurado esta mañana el extesorero del PP Luis Bárcenas después de que ayer algunos medios publicaran que el antiguo responsable de las finanzas de los populares había decidido apuntarse al parto tras ser dado de baja del partido el  pasado 31 de enero. 

Alonso ha reiterado, además, como en otras ocasiones, desconocer los detalles sobre el finiquito de Bárcenas y cuándo realmente dejó de estar ligado al PP.  Los pronunciamientos de las últimas semanas del portavoz en el Congreso pretendían guardar distancias del antiguo responsable de las finanzas del partido. "Hubo un vínculo laboral largo, por desgracia, y hubo que finiquitarlo", apuntó hace unas semanas. Días después, aseguró ese vínculo "excedía la capacidad" de conocimiento de su cargo. Finalmente, el martes, resumió la situación tras la presentación de la demanda de Bárcenas con un "me parece todo un disparate".

Alberto Ruiz Gallardón, que ha rehusado valorar la gestión que está haciendo su partido del escándalo pese a la proliferación de las críticas internas, se ha centrado en una "valoración jurídica" y ha manifestado que la cuestión de Bárcenas "más que un asunto de carácter político" es "un asunto de carácter judicial", aunque le parece "legítimo" considerarlo un caso de carácter político.

Así se ha manifestado el ex presidente de la Comunidad de Madrid en el homenaje por los 30 años del Estatuto de Autonomía, donde también ha trasladado su "absoluta confianza en la independencia de los Tribunales" y "en la autonomía del Ministerio Fiscal".

El extesorero del PP interpuso este martes una demanda contra la que fue su casa laboral durante 31 años. En ella, sostiene que trabajó para el PP como asesor desde marzo de 2010 (cuando oficialmente abandonó su relación laboral con el PP) hasta el pasado 31 de enero, cuando fue dado de baja sin su consentimiento. Durante ese tiempo, percibió "21.300,08 euros brutos al mes, incluido el prorrateo de las pagas extraordinarias". La demanda contradice todas las explicaciones vertidas por la secretaria general del PP, Dolores de Cospeda que ha asegurado de modo insistente que el exgerente dejó de tener relación con el partido desde 2010.

El 31 de enero EL PAÍS publicó los papeles manuscritos del extesorero donde se recogía una presunta contabilidad paralela del partido presidido por Mariano Rajoy. Según las anotaciones del exgerente, en el partido habrían entrado y salido distintas cantidades no contabilizadas en el libro presentado por el PP al Tribunal de Cuentas.

Más información