Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bárcenas forzó su letra en la prueba caligráfica que hizo en anticorrupción

El anterior tesorero del PP negó al fiscal haber declarado ante notario que había llevado una lista de donaciones y pagos del partido

El extesorero del PP Luis Bárcenas trató de disimular su letra, y la forzó, durante la prueba caligráfica (en concreto, el denominado cuerpo de letra) a la que fue sometido el pasado 6 de febrero por peritos de la policía y delante del fiscal anticorrupción Antonio Romeral, según fuentes policiales. Los peritos han emitido un informe en el que ponen de relieve que la letra de Bárcenas, la que él mismo escribió al dictado de un perito de la policía y con la que rellenó cinco folios, no es la suya normal. Extremo que dificulta el desarrollo de la prueba caligráfica, aunque no la anula totalmente, según los citados medios, que, aun así, emitirán su informe haciendo constar este intento de disimulo.

Según el informe pericial, que aún está en fase de desarrollo, la letra que plasmó Bárcenas delante del fiscal “no es espontánea”. Además, los peritos agentes han hallado otro problema en el cuerpo de letra que hizo Bárcenas: faltan guarismos. Es decir, hay determinados números que no fueron dictados por el agente policial o bien Bárcenas no los escribió. Estuvo más de una hora en esa tarea. La finalidad de la prueba caligráfica es cotejar si es su letra la que aparece en los papeles de Bárcenas que publicó EL PAÍS. En esos papeles, 14 folios que recogen una supuesta contabilidad del PP opaca al fisco, el antiguo tesorero detalla supuestos ingresos procedentes de donativos de grandes empresarios españoles y abonos de dinero (con periodicidad trimestral y semestral) a altos cargos del partido (todos los secretarios generales y vicesecretarios de los últimos años, incluido el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy).

El extesorero del PP negó, en una entrevista al programa de 13TV El Cascabel al gato, que la letra contenida en esos cuadernos le perteneciera y se mostró dispuesto a realizar “una prueba caligráfica o poligráfica para demostrar la falsedad de la publicación” de los papeles. Ahora es la propia policía la que señala en un informe que ha tratado de forzar la letra, desfigurarla, con la supuesta intención de entorpecer el análisis. Fuentes cercanas a las pesquisas recuerdan que Bárcenas consumió más de una hora en la prueba del cuerpo de letra, que se le vio lento escribiendo lo que le dictaba el perito de la policía.

El informe policial deja entrever la conveniencia de que Bárcenas vuelva a someterse a esta prueba para escribir algunos números y poder cotejarlos con los que aparecen en los papeles. Aún no hay tomada ninguna decisión. La policía necesita el informe, ya que su finalidad es dictaminar si los trazos de su letra y sus números coinciden con los que hay en los cuadernos que se le atribuyen. En esos papeles, Bárcenas, supuestamente, anotó las fechas de recepción de los donativos, sus importes y los nombres de los cargos del PP a los que se destinó ese dinero. El total de donativos que recibió el partido entre 1990 y 2008 (aunque en los papeles faltan varios ejercicios) asciende a 7,5 millones de euros. Bárcenas fue ascendido por Rajoy de gerente a tesorero en 2008.

Además, Bárcenas mintió durante su interrogatorio del pasado 6 de febrero ante el fiscal anticorrupción Antonio Romeral. El fiscal le preguntó si había acudido a una notaría de Madrid para realizar “un acta de manifestación de hechos”. Bárcenas dijo que no, a pesar de que la policía señala en un informe incorporado el pasado miércoles al sumario del caso Gürtel que Bárcenas se presentó el 14 de diciembre de 2012 ante el notario madrileño Andrés Domínguez Nafria para realizar un “acta de manifestación de hechos” según la cual durante 15 años —entre 1994 y 2009— llevó una “cuenta analítica” en la que reflejó “exclusivamente” los “ingresos obtenidos por donativos” al PP y los correspondientes pagos a distintos perceptores.

Ante el notario, Bárcenas describió una cuenta de donativos y pagos que coincide con retribuciones periódicas a toda la cúpula del PP. Desde que trascendieron esos cuadernos, Bárcenas lo ha negado todo públicamente y ante el fiscal dijo que nunca había visto esos papeles (cuando se los mostró el fiscal casi ni los miró), que la letra no era suya y que estaba dispuesto a someterse a una prueba caligráfica.

Los cuadernos llevan la visa, junto con anotaciones de donativos y pagos, tanto del extesorero y exsenador por Cantabria Bárcenas como de su antecesor en el cargo Álvaro Lapuerta. Este también ha prestado declaración ante la Fiscalía Anticorrupción. Dijo lo mismo que Bárcenas: que nunca había visto esos cuadernos, cuya letra también figura supuestamente en ellos, y que el PP siempre llevó una contabilidad oficial. E igualmente fue sometido a una prueba caligráfica. En el caso de Lapuerta, los peritos señalan que la letra que plasmó era, a diferencia de la de Bárcenas, la suya normal.

El extesorero del PP comparecerá este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz para ser interrogado en relación con el caso Gürtel y, en concreto, por los 22 millones de euros descubiertos por una comisión rogatoria en Suiza.

Más información