Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CNI niega tener vinculación con la agencia de detectives Método 3

El director del CNI se muestra dispuesto a comparecer en el Congreso de los Diputados

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente del Ministerio de la Presidencia, ha negado que haya existido vinculación alguna con la agencia de detectives Método 3, que habría espiado a políticos, empresarios y distintas personalidades de la vida pública en Cataluña. Entre ellos, la líder del Partido Popular en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, el comisario europeo Joaquín Almunia o el consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig (CiU). En una nota de prensa, ha asegurado que el director del organismo, Féliz Sanz, está dispuesto a comparecer en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso de los Diputados. Fuentes ministeriales han afirmado más tarde a EL PAÍS que "jamás" han efectuado ningún encargo a esta agencia. Según informó la televisión catalana TV-3, la policía autonómica dice haber detectado un aumento de efectivos del CNI en Cataluña en el último año, algo que relaciona con el proceso soberanista.

Ante la petición de comparecencia formulada por Convergencia i Unió (CiU), el director del CNI ha mostrado su disposición a acudir, "en el menor plazo posible [...] y aportar los datos que sean requeridos por Sus Señorías para demostrar que no ha existido ni existe relación alguna entre el CNI y la agencia de detectives Metódo3".  El organismo presidido por Félix Sanz entiende que debe "colaborar con el Congreso de los Diputados con la mayor transparencia, para que se conozca y valore la labor que, al servicio del conjunto de la ciudadanía y sometidos a rigurosos controles legales, realizan los hombres y mujeres del CNI". El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran Lleida, solicitó la comparecencia del director del CNI por entender y aseguró tener sospechas de que existió "guerra sucia" para perjudicar la campaña electoral de CiU.

Anoche la Policía ordenó la detención de cuatro personas relacionadas con la agencia de detectives: Francisco Marco, propietario de la agencia, y los directivos Elisenda Villena, Julián Peribáñez y Alex Borreguero, a quienes se acusa de revelación y descubrimiento de secretos (artículo 197 del Código Penal). Un quinto miembro de la extinta agencia, Antonio Tamarit, declaró como testigo en dependencias policiales. Dos de los arrestados trataron de implicar en el espionaje a la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho. Las detenciones se produjeron después de la cumbre policial celebrada en Madrid para abordar el caso del espionaje. El máximo jefe operativo de la Policía, Eugenio Pino, estuvo reunido durante la mañana del lunes por espacio de dos horas con el jefe superior de Cataluña, Agustín Castro, en la Dirección General de la Policía.

Sánchez Camachó acudió a comisaría este lunes para ratificar que la voz que aparece en las grabaciones de su cena con la exnovia de Pujol Ferrusola es la suya. En el mismo restaurante donde se grabó esta conversación mantuvieron una comida el 30 de abril de 2012 varios miembros de la cúpula de Interior, entre los que se encontraban el propio ministro, Jorge Fernández Díaz; quien era entonces secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, así como los máximos responsables de la Policía y la Guardia Civil en Cataluña, según han confirmado fuentes de Interior, para tratar la ocupación del Banco Central, en la plaza de Cataluña de Barcelona. Fuentes policiales sostienen que esta comida, celebrada en un reservado, también fue grabada, pero que no se encuentra la cinta. Interior descarta, de las investigaciones practicadas, que haya sido grabada la cúpula del ministerio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información