Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández donó casi 60.000 euros a una fundación ligada al PP madrileño

El vicepresidente de la CEOE realizó la aportación para las elecciones de 2003

Arturo Fernández, en una imagen de archivo.
Arturo Fernández, en una imagen de archivo. EFE

El vicepresidente de la CEOE y presidente de los empresarios madrileños Arturo Fernández figura en una de las piezas desgajadas del sumario de la trama Gürtel, la de Fundescam, como uno de los empresarios que aportan donaciones, casi 60.000 euros en su caso en la campaña de las elecciones de 2003, a esta fundación cercana al PP de Madrid que preside Esperanza Aguirre y denominada Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid, cuya sede está en la primera planta de la calle Génova, 13. Informes policiales sobre el caso Gürtel mostraban que Fundescam estaba siendo supuestamente utilizada como una tapadera para la financiación ilegal del PP de Madrid. Fundescam está en el sumario Gürtel porque casi todos sus actos los organizaba la trama del cabecilla de la red, Francisco Correa.

El anterior instructor de Gürtel, el juez Antonio Pedreira, acabó archivando este fleco aparecido en el seno de la investigación de Gürtel porque los delitos habrían prescrito, si bien los informes policiales daban por hecho la existencia de una supuesta financiación ilegal del PP madrileño. A partir de ese año Fernández obtuvo contratas de servicios del Gobierno de Madrid.

Entre los empresarios que también realizaron donaciones a esta fundación, más de 200.000 euros, se halla el expresidente de la CEOE, cuñado de Arturo Fernández, Gerardo Díaz Ferrán, en la actualidad preso por evasión de capitales e insolvencia punible por haber vaciado supuestamente el patrimonio de sus empresas, el Grupo Marsans para no pagar las deudas contraídas con sus cerca de 10.000 proveedores.

Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE y presidente de los empresarios de Madrid, forma parte del accionariado del nuevo hospital de Vallecas, uno de los centros sanitarios semipúblicos que levantó la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. Las obras de este hospital fueron adjudicadas a las empresas Begar y Ploder. Al frente de Begar está el empresario leonés José Luis Ulibarri, implicado en la trama Gürtel y amigo del cabecilla Francisco Correa. Y al frente de la firma Ploder figura el empresario Luis Gálvez. En los papeles secretos de las cuentas de Bárcenas hay una persona con este mismo nombre, Luis Gálvez, suegro del exconcejal de Vivienda de Madrid Sifrido Herráez.