Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bloque antideshucios exige a los diputados que asuman sus demandas

La plataforma pide por carta un compromiso escrito de los parlamentarios

Los consumidores piden en el Congreso que actúe para evitar la crispación social

Los fundadores de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Ada Colau y Adrià Alemany.
Los fundadores de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Ada Colau y Adrià Alemany. EFE

Los ecos de la intervención de Ada Colau, representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), ayer por la noche en el Congreso resuenan aún con fuerza entre los parlamentarios que hoy continúan con las audiencias de comparecientes relacionados con este ámbito. La presencia de Colau, llamada por los propios grupos políticos, se produce en el ámbito previo a la discusión de un proyecto de ley para que palíe la situación de las hipotecas. No obstante, la elaboración de la ley, coincide en el tiempo con una Iniciativa Legislativa Popular que esta plataforma ha presentado tras reunir un millón de firmas. La tensión volverá al Congreso el próximo martes cuando se debata esta iniciativa toda vez que sus promotores han advertido a los diputados, mediante carta a los grupos parlamentarios. que "serán señalados públicamente" si no la apoyan.

Así figura en la carta que han recibido los parlamentarios y que ayer les anunció Colau, Algunos portavoces vieron en las palabras de la activista una amenaza, en forma y fondo, que les molestó aunque todos hicieron un esfuerzo de contención y escucharon sus reproches sin apenas réplica. Solo el representante del PNV, Pedro Azpiazu, dijo a las claras que no le gustaba lo que había escuchado y preguntó si le estaba amenazando. Para amenazas las que sufren todos los días cientos de ciudadanos afectados por la hipoteca, replicó Colau. El voto a favor sería para que la Iniciativa Legislativa Popular pueda ser tramitada y no presupone que se aprueben esas medidas concretas sino que puede haber transacciones. Esta ILP propone básicamente la paralización total de los desahucios, la dación en pago, y los alquileres sociales.

Todos los portavoces evitan en público replicar a Colau, aunque todos vivieron su intervención como un auténtico rapapolvo. Solo se salvaron Iniciativa per Catalunya y Esquerra Republicana, que escucharon pronto sus demandas. Luego Izquierda Unida y el BNG, y tachó de "ambigua" la actitud de CiU y UPyD, que una veces han apoyado estas medidas. La dureza la dejó para el PSOE y el PP porque "han estado bloqueando las iniciativas". Constata que "el PSOE ha reconocido públicamente que se equivocó ...". A lo que puntualizó: "Nunca es tarde para escuchar las demandas de los ciudadanos".

En la misma línea se mueve el contenido de la carta que han recibido los diputados que se dirige a "aquellos partidos que hasta ahora han ignorado las demandas de la población". Aún es tiempo de tomar decisiones eficaces y justas por lo que se pide a cada grupo parlamentario que "se comprometa por escrito a defender las demandas de la Iniciativa Legislativa Popular, sin rebajas ni concesiones de ningún tipo". Y piden a cada grupo parlamentario que "se comprometa por escrito" a defender las demandas de la ILP, con una posición clara "sin rebajas, ni concesiones de ningún tipo". Si la respuesta no es afirmativa esta será la conclusión de la Plataforma: "Entendemos que su partido renuncia a escuchar la voluntad de una incontestable mayoría. En ese caso, no tendremos otra opción que señalar públicamente a los diputados de su grupo parlamentario como responsables directos del sufrimiento y el dolor de miles de familias de este país".

Ante esta misiva algunos diputados aseguraron que no se sienten "más presionados o impresionados que cuando reciben cientos de llamadas y mensajes de afectados por el problema", señala uno de los portavoces que prefiere no identificarse para no entrar en polémica ante una plataforma cuya labor admiran. El PSOE quiere evitar la polémica porque, a pesar de que Colau les trató con dureza, tampoco comparten el sentimiento "corporativo" que sobrevino tras la intervención de Colau, ya en privado. Entonces, algunos diputados defendieron la dignidad de ser parlamentario elegido hace un año por los ciudadanos en las urnas. Su intervención quedará grabada por encararse a los representantes de los ciudadanos y por haber llamado "criminal" al representante de la Asociación de la Banca Española, que consideró buena la legislación actual.

No hubo problemas ni resquemores por la intervención de la abogada Francisca Sahuquillo, presidenta del Consejo General de Consumidores, CGC, y militante socialista, con distintos cargos a lo largo de su extensa militancia, aunque siempre se ha movido en el campo de las ONG y la defensa de los derechos humanos. Su organización lleva años también en la defensa de los que pierden la casa por imposibilidad de pago de la hipoteca. "Tanto la Plataforma de Afectados por la Hipoteca como nuestra organización de consumidores nos enfrentamos todos los días a la situación humana de los que no pueden pagar la hipoteca", ha señalado Sahuquillo. "Si no damos solución hoy, mañana la situación será muy grave porque puede producirse una enorme crispación social". La reestructuración de la deuda es la solución más aconsejable, por encima de la dación en pago, ha recomendado Sahuquillo a los legisladores.

La intervención de Fernando Pedro Méndez González, miembro del Consejo de Dirección del Centro para la Investigación y Desarrollo del Derecho Registral y Mercantil de la Universidad de Barcelona, ha transcurrido por derroteros diferentes a las de Sahuquillo. "Nos guste o no nos guste es intentar asignaciones de recursos escasos y eso es Economía y tiene que buscar criterios eficientes que favorezca en mayor medida al mayor número de personas", ha afirmado. Méndez ha aconsejado que las medidas que se tomen para unos pocos "no perjudiquen a todos los demás". El amplísimo conocimiento de las leyes, sus resquicios para incluso ahora hacer frente a los problemas de las hipotecas, y los ejemplos de otros países, ha sido muy bien acogido por los portavoces. Han tomado nota para sus propuestas para la futura ley. Eso sí, ha recordado que las normas actuales están dictadas por Gobiernos de distinto signo. "Se ha legislado por razones de urgencia y si en dos años llevamos tres normas; mejor será regular el sistema hipotecario y no medidas ad hoc", ha recomendado.