Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy viaja a Berlín en plena crisis para pedir un impulso a la economía europea

Será la primera ocasión de que el presidente responda a preguntas por los papeles de Bárcenas

La cita estaba preparada con mucho esmero en La Moncloa, y hasta hace dos semanas se pensaba que llegaba en un buen momento. Los mercados ya no aprietan tanto a España, el fantasma del rescate se aleja y además crece el ambiente para un giro de la política europea. Sin embargo, el estallido del caso Bárcenas ha complicado mucho una cita clave que Rajoy y cuatro de sus ministros tienen hoy en Berlín: una cumbre bilateral Alemania-España.

La imagen de Rajoy no solo se ha visto perjudicada en España por el escándalo de la cuenta suiza de su extesorero y la posterior publicación de los papeles de Bárcenas en EL PAÍS. La noticia ha llegado también a las primeras páginas de los medios más importantes de Europa, EE UU y Alemania. Aunque el ministro Luis de Guindos, cuya presencia hoy en la cumbre está prevista, asegurara que ningún dirigente europeo le ha expresado su preocupación, al Gobierno le inquieta que esta crisis debilite la imagen de Rajoy.

Después de meses de críticas a la actitud de Merkel en el entorno de Rajoy, pero siempre en privado —en público el presidente evitaba meter presión—, el presidente ha optado ahora por lanzarse directamente al ataque. En Chile, en la cumbre América Latina-UE, en la que estaban ambos, Rajoy exigió a Merkel políticas expansivas en Alemania para tirar del crecimiento europeo. Ella le contestó que ya las están haciendo y le aconsejó que mejor se concentre en exportar más a América Latina. Merkel tiene la presión del Bundesbank, el banco central alemán, cuyo presidente, Jens Weidmann, ha descartado estos días ante periodistas españoles políticas más expansivas porque solo beneficiarían a Asia, explica.

Rajoy pedirá a Merkel que concrete sus palabras, que generaron mucho interés en La Moncloa, en las que apuntaba que le preocupaba mucho el paro juvenil en España y que habría que pensar en medidas temporales para ayudar a los españoles. El Gobierno de Rajoy tiene varios planes en marcha, ya muy avanzados en el pacto con sindicatos y patronal, pero necesita dinero para financiarlos y espera que llegue de fondos europeos. Para eso necesita el acuerdo de Merkel. Rajoy confía en lograrlo, y sobre todo en que no sobrevuele la reunión el fantasma de Bárcenas. Lo que no podrá evitar es que aparezca ante la prensa, ya que será la primera ocasión en que se vea obligado a aceptar preguntas desde que se publicaron los papeles.