Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torres-Dulce ve materia para investigar los papeles secretos de Bárcenas

El fiscal general se muestra dispuesto a tomar declaración a Rajoy y toda la cúpula del PP

Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado en la sede de la Fiscalía  de Madrid. Ampliar foto
Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado en la sede de la Fiscalía de Madrid.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, se mostró este jueves partidario de abrir ya una investigación penal sobre el caso de los papeles de Luis Bárcenas, tras conocer las últimas noticias publicadas por EL PAÍS. Torres-Dulce aseguró, en Canal 13 TV, que con estas nuevas revelaciones hay materia para iniciar una actuación de la fiscalía y también se mostró partidario de tomar declaración a toda la cúpula del PP e incluso al actual presidente de ese partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, si lo considera necesario para aclarar lo ocurrido.

“Todas aquellas personas que desde el punto de vista del ministerio fiscal puedan aportar algo a la investigación y al esclarecimiento de la verdad van a ser llamadas por el ministerio fiscal ante los tribunales de Justicia”, afirmó tajante Eduardo Torres-Dulce en el programa Sin rodeos, que dirige Isabel Durán en la cadena de televisión. Cuando se le interrogó en el mismo programa por si esa decisión incluía también a Mariano Rajoy añadió: “Si nosotros llegamos a la conclusión que su testimonio es esencial para esclarecer los hechos, hechos de naturaleza delictiva, no lo dude usted”.

En otro momento del programa, el fiscal aclaró que el proceso de investigación sobre este asunto está “absolutamente abierto” y señaló que se van a respetar “todo tipo de garantías constitucionales”. Además, reafirmó que tanto las acusaciones como el ministerio fiscal van a investigar con “imparcialidad y absoluto rigor hasta el final”.

“Se parte de la presunción de inocencia, pero habrá que examinar todo tipo de documentos, recibir declaraciones a aquellos que de alguna forma puedan tener una condición de imputados, al resto como testigos, y ya veremos. A mí no me gusta anticipar nada más”, apostilló.

Las dudas y el debate jurídico dentro de la fiscalía están ahora, según admitió Torres-Dulce, en el juzgado que se debe hacer cargo del asunto, bien como parte de la instrucción del caso Gurtel sobre presunta financiación irregular o bien como una pieza separada.

Respecto al caso Gurtel, el fiscal general del Estado aclaró que ha solicitado a los fiscales que llevan el caso un pronóstico de calendario procesal sobre este asunto: “Nosotros tenemos un horizonte razonablemente próximo al cierre del caso Gurtel”.

Sobre el debate de quién se queda la causa, en principio la Fiscalía consideraba que el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, es el competente para investigar la denuncia que presentó el PSOE sobre los supuestos sobresueldos opacos que habrían cobrado los principales miembros de la cúpula nacional del PP en los últimos 20 años. Los socialistas presentaron ante la Audiencia Nacional un escrito en el que se recogían informaciones de El Mundo y de EL PAÍS sobre los supuestos pagos a dirigentes del PP. Un exdiputado nacional de ese partido, Jorge Trías, aseguró en una tribuna publicada en EL PAÍS y posteriormente en una entrevista que, por lo que sabía, los sobresueldos existieron.

Los socialistas, personados en la causa, incorporan en su denuncia todos los indicios recogidos durante más de tres años en la investigación del caso Gürtel sobre comisiones ilegales pagadas por los cabecillas de la trama a Luis Bárcenas, que ha sido gerente del PP entre 1990 y 2008 y tesorero desde ese año hasta 2009, cuando tuvo que dimitir tras ser imputado en ese escándalo de corrupción. La investigación ordenada por la Audiencia Nacional en Suiza sobre supuestas cuentas de Bárcenas concluyó en diciembre pasado con seis tomos de información donde se detallaba cómo el extesorero llegó a acumular hasta 22 millones de euros en un banco suizo, y que a raíz de estallar el caso Gürtel empezó a vaciar esos depósitos para trasladarlos a otras cuentas de EE UU.

Tras conocerse el resultado de la comisión rogatoria y poner bajo sospecha la gestión de Bárcenas en un puesto clave del PP, distintos cargos del partido temieron que el extesorero comenzara a divulgar informaciones sensibles sobre las cuentas de la formación conservadora.

Los dirigentes del PP, sus cuatro últimos secretarios generales fundamentalmente, han negado que existieran sobresueldos opacos al fisco ni que cobraran dinero en efectivo en sobres, aunque el presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy, ha ordenado una auditoría externa y otra interna, que terminará antes de un mes, sobre las cuentas en toda la historia del partido. Rajoy ha rechazado pronunciarse con claridad sobre el caso hasta que concluya la investigación abierta por él mismo.

Más información