Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescate sí, rescate no

La Fundación Ideas recoge propuestas para la salida de la crisis en 2020

Alfredo Pérez Rubalcaba y Emilio Ontiveros, en la presentación del informe de la Fundación Ideas. Ampliar foto
Alfredo Pérez Rubalcaba y Emilio Ontiveros, en la presentación del informe de la Fundación Ideas. EFE

“¿Cuál es la diferencia entre los hombres de negro y los de gris marengo?”. La pregunta la dejó ayer en el aire el economista Emilio Ontiveros durante un coloquio con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el que ambos intercambiaron argumentos idénticos y se mostraron de acuerdo en todo hasta que llegó la conclusión final: ¿debe España pedir el rescate? “Sí”, dijo Ontiveros, porque la realidad es que la economía española “ya está literalmente intervenida” (por la inyección de dinero a la banca) pero sin las ventajas de estarlo oficialmente. “No”, dijo Rubalcaba, porque ese “rescate total” conllevaría una “extrema condicionalidad”: “Alemania nos apretaría hasta que habláramos alemán”.

Los dos participaron en la presentación de un informe de la Fundación Ideas, ligada al PSOE, con 50 propuestas para salir de la crisis con la mira puesta en 2020. Y ambos apuntaron que la clave es cómo se diseñará esa salida. “Rajoy habla mucho de la herencia recibida; yo voy a hablar del efecto Rajoy: una senda de salida de la crisis que dará lugar a una sociedad más injusta y desigual”, afirmó Rubalcaba. El secretario general del PSOE sembró su intervención de críticas a Alemania —que obtuvo, dijo, “pingües” beneficios con la burbuja inmobiliaria española y que hoy quiere “mantener a España con respiración asistida”— pero se rindió a la evidencia: “Nunca mandaron tanto los alemanes como ahora”. Sostuvo que el rescate bancario español es “el más caro del mundo” porque el país está “pagando una condicionalidad de 100.000 millones pero va a recibir 50.000”. Y admitió que bajar los impuestos en época de bonanza (lo que hizo el Gobierno del PSOE al que él perteneció) es un error porque luego, en crisis, es complicado subirlos.

Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa y presidente de Analistas Financieros Internacionales, avisó de que la altísima “tasa de mortalidad” de las empresas españolas en esta crisis puede “anular” el crecimiento futuro. Y animó a pedir el rescate total para cortar el chorro de dinero público que ahora se va a pagar los altos intereses de la deuda. “Si ya tengo a los hombres de gris marengo [encargados de supervisar el rescate bancario] tutelando cada párrafo de cualquier circular del Banco de España... ¿Qué hago soportando un tipo de interés del 5%?”, inquirió. El rescate total comportaría un “estigma político”, admitió Ontiveros. “Pero ¿alguien cree en esta sala que ahora tenemos soberanía sobrada?”