Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pensiones unen a la oposición en un insólito recurso al Constitucional

El veto del PSOE a Amaiur evita que cuatro partidos del Grupo Mixto firmen el texto

"No se puede quitar a los pensionistas lo ganado con esfuerzo".  El PSOE recoge en un vídeo las declaraciones de Rajoy y de cargos de su partido en las que se comprometieron durante meses a no tocar las pensiones. Como las de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que afirma en las imágenes: "No se puede quitar a los pensionistas lo que se han ganado con esfuerzo y cotización".

El Gobierno de Mariano Rajoy ha logrado el récord histórico de hacer que todos los partidos de la oposición coincidan en que una norma es contraria a la Constitución y estén dispuestos a recurrirla. Solo los escrúpulos del PSOE en tener la firma de Amaiur ha impedido que el recurso contra el decreto de no actualización de las pensiones sea unánime, de todos los partidos, salvo el PP y los dos diputados de UPN y Foro Asturias que, en la práctica, forman parte de la mayoría parlamentaria que sostiene al Gobierno.

El recurso lo firmarán finalmente el PSOE, CiU, PNV, UPyD, Izquierda Plural y BNG. Nunca antes en la historia constitucional se había presentado un recurso tan plural, en el que participan partidos de izquierdas, nacionalistas y de derechas. La base es considerar que el decreto, que fue convalidado este jueves por la mayoría absoluta del PP, vulnera el artículo 9.3 de la Constitución. Ese artículo especifica que “la Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos”.

¿Cuál es la diferencia constitucional entre esta decisión de Rajoy de no actualizar las pensiones en función del IPC final de este año y la de José Luis Rodríguez Zapatero de congelarlas en 2011? Según explicaron casi todos los portavoces de la oposición, en aquella ocasión se aprobó en 2010 que las pensiones en 2011 quedaran congeladas, es decir, fue una decisión “a futuro”. Ahora, por contra, Rajoy ha decidido no cumplir el derecho adquirido de los pensionistas que a principio de este año obtuvieron su subida de pensiones y el compromiso del Estado de pagar una paga a principios de 2013 si el IPC real superaba al previsto. En este caso, según la oposición, se ha producido una expropiación de derechos al suspenderse por decreto esa paga. El recurso al Constitucional se basará, según entiende la oposición, en que el Gobierno de Rajoy ha suspendido ese derecho adquirido de los pensionistas.

Todos los partidos de la oposición negociaron los días anteriores la presentación de un recurso común. Solo el PSOE por si solo supera la cifra de 50 diputados para firmar ese recurso, pero aceptó que todos los demás se sumasen al suyo. No obstante, los socialistas vetaron este jueves que Amaiur se adhiriese a su recurso, alegando el pasado de la formación abertzale.

Este jueves mismo, todos los portavoces tenían prevista una comparecencia para mostrar su apoyo al recurso, pero los socialistas comunicaron su veto a Amaiur. Tampoco UPyD quería que lo firmaran los abertzales, pero su opinión se convertía en irrelevante si el PSOE, autor del recurso, vetaba antes a Amaiur. En protesta por ese rechazo, tampoco lo firmarán ERC, Compromis y Geroa Bai.

El decreto fue defendido este jueves en la tribuna por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, con un discurso casi idéntico al de la semana pasada ante la Comisión del Pacto de Toledo. Según dijo, el decreto obedece a “decisiones sensatas que no responden a otro cálculo que al de la realidad”.

No estuvo presente Mariano Rajoy, que reiteradamente prometió no tocar las pensiones, por encontrarse en el Consejo Europeo. “A mí me hubiera gustado revalorizar las pensiones; esperé hasta el último momento, pero créanme que la situación no me lo permitió. En cuanto pueda, volveré a hacerlo. No me ha gustado no poder hacerlo”, aseguró el presidente en Bruselas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >