Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matas se enfrenta otra vez al juez Castro por financiación ilegal del PP

Un exconsejero balear niega haber pagado con ‘dinero negro’ facturas del PP

También declaran el presidente del Parlamento balear y el cuñado del exlíder insular

Jaume Matas, expresidente de Baleares y exministro del Gobierno del PP de José María Aznar, ha comparecido hoy de nuevo como imputado ante el juez José Castro. En esta ocasión no es por el caso Urdangarin, sino por su supuesta implicación en una maquinaria electoral organizada desde su Gobierno y tendente a captar fondos destinados a financiar su campaña electoral de 2003 y otra del PP nacional de 2007. Antes que Matas, comparecieron ante el juez otros dos imputados en estos hechos: el presidente del Parlamento balear, Pere Rotger, y el exgerente del partido en esta región, Fernando Areal. Matas ha estado ante el juez una hora y cuarto y al salir no ha hecho declaraciones.

El Gobierno de Matas destinó más de 3,5 millones de euros a publicidad institucional para esas compañías, que contrató con la agencia Over MC mediante concursos supuestamente amañados. Esta empresa, a su vez, regaló o facturó a precios bajos actos y montajes del PP, partido que supuestamente abonó una parte de esa facturación con dinero negro, según la declaración judicial y notas escritas del dueño de la empresa Over MC, Daniel Mercado, quien ha colaborado en la investigación.

Este nuevo escándalo es la pieza número 27 de las abiertas en el marco del llamado caso Palma Arena, que es la causa penal matriz que, desde 2008, ha destapado una supuesta gestión corrupta y de enriquecimiento personal del expresidente balear. Matas fue condenado recientemente a seis años de cárcel por malversación, falsedad documental, fraude, prevaricación y tráfico de influencias. El motivo, un contrato y una subvención al periodista Antonio Alemany —también condenado a tres años y nueve meses—. Además, Matas tiene pendiente otro juicio por cohecho impropio; es decir, por un sueldo de 100.000 euros que recibió su esposa, Maite Areal, de un hotelero.

Pero su nueva comparecencia judicial de hoy tiene que ver con una supuesta financiación ilegal del PP. En la causa han aparecido pagos en b realizados por el PP de Palma; en concreto por su exgerente Fernando Areal con destino a la agencia Nimbus, propiedad de Miguel Romero. En octubre pasado, el empresario Daniel Mercado destapó una trama de presuntos contratos manipulados desde el Ejecutivo balear de Matas. Señaló que el PP, a través de dos gerentes y del secretario general del PP y exconsejero de Interior, José María Rodríguez, manejó dinero opaco al fisco. “Jamás he pagado en el PP con dinero negro, en blanco ni de ningún color”, afirmó ayer Rodríguez tras declarar como imputado ante Castro. “Mercado miente”, dijo. La pretensión de Rodríguez de seguir al frente del partido en Palma, a pesar de su imputación por supuesta corrupción electoral, es un reto directo a la cúpula del PP en Baleares y Madrid. Rodríguez tuvo que dejar el pasado julio su cargo de delegado del Gobierno en Baleares tras salir su nombre como implicado en el caso de la agencia Over MC.

Además de Matas, también tiene cita con el juez el actual presidente del Parlamento regional, Pere Rotger, del PP. A Rotger se le cuestiona por supuestas irregularidades en un contrato de su época de alcalde de Inca. Como sucedió ayer con Rodríguez, Rotger confía en que el juez no se le impongan medidas cautelares.