Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El programa del PSC reclama el derecho a decidir tras una reforma constitucional

El consejo nacional aprueba, con un voto en contra, su programa electoral para las autonómicas

El texto reafirma la apuesta federalista de los socialistas catalanes

El Consejo Nacional del PSC ha aprobado esta mañana su programa electoral para las próximas elecciones catalanas del 25 de noviembre, en el que se recoge el compromiso de "promover las reformas necesarias" para que los ciudadanos de Cataluña puedan "ejercer sus derecho a decidir a través de un referéndum acordado en el marco de la legalidad".

Con solo un voto en contra y cuatro abstenciones, el programa electoral ha sido aprobado en el Consejo Nacional, máximo órgano entre congresos, en una reunión en la que el líder del PSC, Pere Navarro, ha asegurado que su partido supone la tercera vía entre el "centralismo del PP y la profecía temeraria de Artur Mas" del independentismo.

El programa electoral del PSC reafirma así su apuesta federalista y aboga por una reforma a fondo de la Constitución en la que se reconozcan los derechos de las "naciones federadas", en referencia a Cataluña, País Vasco y Galicia. Los socialistas catalanes reclaman el reconocimiento de España como "un Estado plurinacional, plurilingüístico y pluricultural", así como "el reconocimiento de la identidad catalana" en esa reforma constitucional.

Los socialistas catalanes creen que con el fin de acabar con los conflictos competenciales que han caracterizado durante años las relaciones entre el Estado y las comunidades autónomas, la nueva Constitución ha de fijar “reglas claras” que delimiten y amplíen las competencias de esas “naciones federadas”.

Las competencias del Gobierno serían, entre otras, la representación exterior y los tratados internacionales, además de “una parte de la fiscalidad para el mantenimiento del presupuesto federal”. Las competencias exclusivas de las naciones federadas afectarían a derechos básicos, como la educación, la sanidad, la vivienda, la justicia, la seguridad, la lengua y la cultura. Y finalmente habría un paquete de competencias compartidas “que deberían ser las menos posibles” para que el Gobierno federal no pueda intervenir si la Generalitat tiene esa competencia.

El nuevo texto constitucional que pide el PSC aboga también por una reforma a fondo del Senado, "con presencia de los gobiernos de las naciones o territorios federados". Su función pasaría por convertirlo en una Cámara de primera lectura “en asuntos relacionados con los territorios federados” y que tenga menos miembros. "Tal y como está configurada hoy esta cámara es inoperante y redundante", dicen los socialistas catalanes, porque no ejerce la función de representación que debería tener.