Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La portavoz del PP balear será imputada por financiación irregular

Mabel Cabrer es uno de los tres exconsejeros que investigarán el juez Castro y el fiscal Horrach

Bauzá (izquierda) felicita al nuevo consejero de Sanidad, Martí Sansaloni, durante el acto de toma de posesión de ayer. Ampliar foto
Bauzá (izquierda) felicita al nuevo consejero de Sanidad, Martí Sansaloni, durante el acto de toma de posesión de ayer.

La portavoz del PP en el Parlamento de Baleares, Mabel Cabrer, única exconsejera del Gobierno de Jaume Matas (2003-2007) que el nuevo presidente, José Ramón Bauzá, no marginó por su pasado, figura en la lista de los posibles imputados por el juez José Castro, en el nuevo caso de corrupción destapado por supuesta financiación irregular electoral. Bauzá dictó la norma según la cual los imputados del PP no pueden actuar en la vida pública.

Cabrer, abogada en ejercicio, es una avezada diputada y ejerce de azote de la oposición del PSOE y el PSM. Están bajo sospecha las adjudicaciones a la firma Over MC desde su consejería de Obras Públicas. En los papeles intervenidos a esta empresa, en su sede de la calle Zurbano de Madrid y en un almacén de un polígono, se halló documentación clave: dos anotaciones sobres otras tantas partidas de dinero B asimiladas al epígrafe PP. Son dos pagos en efectivo de 20.000 euros, en 2003, y 250.000 euros, en 2007. En la declaración oficial de gastos ante la Sindicatura de Cuentas de la campaña de 2007, el PP de Matas declaró un solo pago a Over de 20.000 euros.

Ya hay ocho empresarios imputados a los que sumará una decena de exaltos cargos de Matas –otros dos ex consejeros- y cuatro políticos en activo que estuvieron implicados en el asunto que se indaga desde 2010. El exgerente del PP balear y cuñado de Matas, Fernando Areal, y su esposa, Encarnación Padilla, exdirectora general de Innovación, serán imputados.

El fiscal Pedro Horrach y el juez Castro dirigen las investigaciones de la Guardia Civil sobre los negocios de la empresa de publicidad Over MC con las Administraciones del PP en Baleares. Se ha constatado la existencia de indicios de delitos de falsedad y fraude a la Administración, más prevaricación y malversación de caudales públicos, que para las autoridades y funcionarios, tiene un plazo dilatado de persecución penal.

El exgerente del PP balear Fernando Areal ya fue imputado en el caso Palma Arena por el abono en dinero negro de dos facturas de 71.000 euros de la campaña del PP de 2007. Este dato lo constató el publicista Miguel Romero de la agencia Niumbus, antes de cooperar con Anticorrupción, en otro caso donde fue condenado Jaume Matas a seis años de cárcel.

Uno de los actores centrales es Daniel Mercado, que fue dueño de Over MC, imputado en la causa. Mercado ideó y realizó las espectaculares campañas de Matas en 2003 y 2007. Entre ambos comicios las administraciones del PP regaron de contratos a Over MC, que manejó unos tres millones de adjudicaciones y pagos públicos.

El método de facturas ficticias

Cuatro empresarios de Madrid han confesado al juez y al fiscal que generaron decenas de facturas falsas. Los investigadores se las exhibieron y el método corrupto se desentrañó: Over logró, en un caso, una adjudicación de un servicio en Baleares por 90.000 euros, sin expediente ni concurso. Para vestir y justificar la salida de fondos públicos la empresa publicitaria encargó un puñado de facturas menores falsas con conceptos ficticios a otras compañías, cada una de ellas por un montante inferior a 12.000 euros, que no necesitan concurso público ni concurrencia.

Los otros dos miembros del Ejecutivo de Matas implicados inicialmente en los episodios investigados son José María Rodríguez, ex responsable de Interior, y Aina Castillo, ex titular de Sanidad. Rodríguez fue obligado a dimitir en julio de 2012 como delegado del Gobierno en Baleares. Varios alcaldes y el delegado insular en Menorca están bajo la lupa de la investigación y serán citados a declarar.