Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete náufragos sin nombre, enterrados en nichos anónimos de Motril

Una mujer embarazada se encuentra hospitalizada y una menor se somete a pruebas oseométricas

Salvamento Marítimo acude a rescatar otra patera avistada cerca de Alborán

Quince inmigrantes rescatados, ingresados en un centro policial de Motril

Entierro de los inmigrantes en Motril. Ampliar foto
Entierro de los inmigrantes en Motril.

Quince de los 18 inmigrantes rescatados ayer de una zódiac naufragada en el mar de Alborán y trasladados al Puerto de Motril (Granada) se encuentran ingresados en el centro de detención y primera atención de dicha localidad. Una mujer embarazada está ingresada en el hospital, mientras que una menor, a quien se le han practicado pruebas oseométricas necesarias para determinar su edad,  ha quedado ingresada en un centro para menores. El entierro de siete de los fallecidos se ha celebrado ya esta tarde, en un desangelado cementerio de Motril. Siete náufragos sin nombre que han acabado en siete nichos sin lápida a miles de kilómetros de sus casas en África.

Siete náufragos sin nombre, enterrados en nichos anónimos de Motril

Las autoridades españolas han suspendido las labores de búsqueda de los desaparecidos, puesto que el naufragio se encuentra en área jurisdiccional marroquí, aunque Salvamento Marítimo ha salido de nuevo para rescatar a otra patera en la que viajan unas cincuenta personas cerca de la isla de Alborán. Los inmigrantes rescatados son de Guinea Conakry (8), Liberia (1), Ghana (1), Malí (1), Chad (1). Togo (2), Islas Comores (1), Gambia (1) y Guinea Bissau (1).

Entre las 14 víctimas del naufragio hay dos mujeres de unos 25 años, dos menores y el resto son varones adultos. Un informe de 9 forenses han realizado las autopsias a los cadáveres y en todos los casos han dictaminado que perecieron por ahogamiento, según Nieves Montero Espinosa Rodríguez, directora del Instituto de Medicina Legal de Granada.

Ninguno de los fallecidos ha sido identificado por los supervivientes, por lo que la policía ha sacado muestras de ADN, ha realizado una ficha dental y han tomado las reseñas necrodactilares. Los cadáveres van a ser trasladados a Motril, donde serán enterrados junto con todas sus pertenencias. Los primeros siete cadáveres sin nombre han llegado ya esta tarde al cementerio para ser enterrados en nichos numerados. No se sabe ni quiénes son ni de dónde venían.

Momento del entierro de uno de los fallecidos. ampliar foto
Momento del entierro de uno de los fallecidos.

Han sido enterrados en nichos que han quedado sin lápida, en unos ataúdes baratos. Apenas 50 personas han acudido al sepelio, la mayoría, entre ellos la alcaldesa de Motril y algunos concejales, así como miembros de Cruz Roja y de Motril Acoge. Antes se introducir los féretros en el nicho, se ha celebrado un oficio religioso.

La llamada de un familiar de uno de los ocupantes de la embarcación, que no había recibido ninguna noticia sobre la llegada de la expedición, fue ayer la que alertó del posible naufragio. Según el informante, la zódiac, de apenas nueve metros de eslora, partió en la madrugada del miércoles desde las cercanías de Nador (Marruecos) hacia la costa española con unas 70 personas de origen subsahariano a bordo.

Posteriormente, la Guardia Civil fue informada inicialmente de que, además de los 14 fallecidos y los 18 supervivientes, había 41 personas desaparecidas. Según explicaron fuentes de Salvamento Marítimo, el avión de rescate dio vueltas durante tres horas alrededor del último avistamiento sin hallar nada. “Ya no es posible encontrar más gente con vida, todas las personas que permanecían en el agua” fueron rescatadas, vivas y muertas, han asegurado a este periódico.