Las Españas del PSOE

Los socialistas apuestan por el federalismo; pero aun deben detallar en qué consiste EL PAÍS ha pedido ideas a los 17 barones del partido

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el 'lehendakari', Patxi López, ayer en Vitoria.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el 'lehendakari', Patxi López, ayer en Vitoria. SANTOS CIRILO

¿Federalismo? ¿Qué es, cómo se construye? ¿Lo necesita España? Tras varios días amagando, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, hizo su apuesta el pasado día 1: “Las Constituciones tienen que adaptarse a los tiempos, no pasa nada. No tengamos miedo de abrir la Constitución, es el momento de hablarlo. Tenemos que cambiarla hacia un modelo federal”. Lo dijo, y ahora toca concretar. Los socialistas admiten que el órdago independentista de Cataluña les ha llevado a pisar el acelerador en la fabricación de un discurso federal; aunque el cambio se ha producido en cuestión de semanas, el equipo de Rubalcaba sostiene que no es improvisación, y subraya que el federalismo está en su cultura.

A la espera de que el PSOE discuta y explique ese nuevo discurso, EL PAÍS ha pedido opinión sobre el asunto a los 17 secretarios generales del partido. Solo el de Madrid, Tomás Gómez; el de Castilla y León, Julio Villarrubia; y el de Murcia, Rafael González, han declinado dar la suya. El resto abre el debate:

ASTURIAS 

Javier Fernández | “Es difícil avanzar hacia donde ya estamos”

Es difícil avanzar hacia donde ya estamos. Lo que llamamos ahora autonomías es el nombre vergonzante e incompleto de un sistema federal. Este es un sistema cuasi federal; imperfecto, pero como casi todos los federales. Lo que tenemos que saber es qué federalismo queremos, porque hay tantos países federales como federalismos. La característica común a todos, eso sí, es que las competencias de la federación y de los territorios federados están perfectamente delimitadas y cerradas.

Para un país que está haciendo un federalismo del revés, es decir, que no construye un Estado federal desde Estados soberanos sino que, al contrario, está pasando a un Estado federal desde una estructura unitaria como consecuencia de su propia diversidad, resulta lógico que esa diversidad se exprese en una Cámara territorial, donde deberían estar representados los Gobiernos de los entes federados. Pero seguramente el gran elemento a debatir es el compromiso político a establecer entre federalismo y solidaridad.

ANDALUCÍA

José Antonio Griñán | “Hay que tener claro el punto de llegada”

El Estado de las autonomías y el modelo social fueron los consensos básicos que anudaron el lazo de la Constitución de 1978. Uno y otro han sido los pilares más firmes de nuestra convivencia. Han pasado más de 30 años y el modelo autonómico sigue abierto y sin un desenlace que pueda verse por todos de la misma forma.

Hay que alcanzar un nuevo consenso para cerrarlo con una idea clara sobre el punto de llegada. Se trataría de pasar de la fase de construcción a otra de cooperación, que desemboque en un modelo federal capaz de garantizar la igualdad de todos los españoles y el respeto a las singularidades. Y de reforzar, con la conversión del Senado en una Cámara territorial, la corresponsabilidad y la lealtad interinstitucional.

CASTILLA-LA MANCHA

Emiliano García-Page | “Refundar el Estado, no. La soberanía es una sola”

“En realidad, el 90% de lo que pasa hoy en España ya es federal. Podría avanzar, desarrollarse como un Estado federal, pero nunca podrá ser un Estado federal de origen, porque estos se componen de Estados soberanos, y España tiene y debe seguir teniendo una única soberanía: la del pueblo español. Por tanto, entiendo que no estamos hablando de refundar el país, de tocar los cimientos del Estado: no, España debe seguir siendo un Estado unitario.

Sí se puede descentralizar un poco más, ahondar en lo que, sin llamarlo federalismo, ya tenemos. Podría haber distintos grados de competencias: Cataluña, País Vasco y Galicia podrían tener elementos diferenciadores, pero no en cuestiones básicas. El Senado, sin duda, habría que cambiarlo: que fuera Cámara de primera lectura en ciertas materias. Y los consejos territoriales deberían ser reforzados.

Pero, incluso antes de abrir el melón constitucional, hay que pactar si se abre. El PSOE no debe presentar una propuesta unilateral de reforma constitucional. Y sería una reforma, no una nueva Constitución. Refundar el Estado, nunca. No nos vamos a inventar ahora lo que España no es. España no puede redefinirse. Esto es un bloque de pisos, no una urbanización de chalés: en una urbanización —un Estado federal de origen— puedes no saludar al vecino si no quieres; nosotros compartimos portal, garaje, escalera.

ARAGÓN

Javier Lambán | “El modelo quedó al albur de la altura de los políticos”

En mi opinión, esto consiste en perfeccionar el modelo. La Constitución no resolvió bien el problema territorial histórico y estableció un sistema excesivamente abierto, demasiado al albur de la visión de Estado y de la altura de miras de los políticos de turno. Dieron la talla hombres como Felipe González o Jordi Pujol y no la dieron sucesores suyos como José María Aznar, Mariano Rajoy o Artur Mas, por no hablar de nacionalistas camuflados como Maragall o personajes un punto ingenuos como Zapatero.

La apuesta federal significa tratar de cerrar de una vez el modelo, estudiando los casos de Alemania o EE UU, considerando cualquier fórmula que respete una fiscalidad común y garantice igualdad y homogeneidad de derechos básicos, así como mecanismos de solidaridad eficaces (la foralidad de Navarra y Euskadi es un obstáculo objetivo que no queda otro remedio que sortear) y sustituyendo el Senado por una verdadera Cámara de representación territorial donde las comunidades participen en la conformación de la voluntad nacional.

GALICIA

Pachi Vázquez | “Estamos muy cómodos en el Estado autonómico”

“El Estado federal puede ser un punto de llegada para España siempre y cuando exista un amplio consenso. Este debate no se puede abordar desde un punto de vista unilateral; los socialistas gallegos nos sentimos muy cómodos dentro del Estado de las autonomías, en el que Galicia cumple su papel como comunidad histórica, pero aspiramos al máximo autogobierno y competencias para la comunidad autónoma.

EXTREMADURA

Guillermo Fernández Vara | “Si es para separar, conmigo que no cuenten”

A mí, más que el qué, me interesa el para qué. Si lo que se pretende con el federalismo es marcar diferencias entre nosotros, conmigo que no cuenten. El PSOE es un partido federal, pero mi concepto de federalismo consiste en unir, no en separar. ¿Cuál es el objetivo de esto que se está hablando ahora, cuál es la estación términi? ¿Comunidades de primera y de segunda? En eso no estoy. Respetar las diferencias, sí; avanzar en el federalismo para que cada uno acabe yendo por su lado, no. Y, se haga lo que se haga, dentro de la Constitución. Este tema aún no se ha debatido en el PSOE.

PAÍS VASCO

Patxi López | “Si la meta es la secesión, no hagamos el esfuerzo”

“Más importante que decidir si tenemos que ir hacia un Estado federal es aclarar para qué queremos este modelo de Estado. Esto exige, antes que nada, que los nacionalistas expresen claramente cuáles son sus objetivos finales. Si su meta irrenunciable es la secesión, no tiene sentido hacer un esfuerzo para acomodarles.

Los problemas fundamentales que tenemos no son entre Euskadi y España, o entre Cataluña y España, sino entre los vascos y catalanes que tenemos diferentes formas de sentir e identificarnos. Y el autogobierno es la mejor manera de encauzarlos.

Abordando con sinceridad y lealtad estas dos cuestiones previas será mucho más fácil perfeccionar la forma de organización de España, a partir del actual Estado de las autonomías. El modelo federal ofrece fórmulas para sustituir la presente dinámica de enfrentamiento entre la Administración central y las comunidades, y viceversa, por otra de corresponsabilidad y colaboración.

NAVARRA

Roberto Jiménez | “Hay derechos históricos, pero el país es España”

Federalismo es mejora de los mecanismos de cooperación entre los distintos territorios. Es una formula de integración, que partiendo desde la diferencia lleva a la unidad. Debe hacerse con una reforma de la Constitución consensuada entre partidos y comunidades autónomas. Sería preciso fijar con concreción las competencias de las federaciones, respetando derechos históricos diferenciales, siempre desde la premisa de que el país es España.

No vería mal que las haciendas sean de las federaciones, aunque con impuestos básicamente homogeneizados y mecanismos de solidaridad entre federaciones.

CANTABRIA

Rosa Eva Díaz Tezanos | “Todo bajo la premisa del consenso de 1978”

Debería avanzarse en un modelo federal desde la positiva experiencia que para los ciudadanos ha tenido el modelo de comunidades autónomas. Un modelo federal que tiene que garantizar dos cosas: la igualdad de derechos y obligaciones de todos los españoles y las singularidades de cada territorio. También debe avanzar en la definición clara de mecanismos de cooperación, y en la eliminación de las duplicidades existentes hoy entre las Administraciones, tanto desde un punto de vista funcional como económico. Por otra parte, el Senado debería ser una Cámara de representación territorial. Todo ello bajo la premisa de preservar el consenso que imperó en la redacción y aprobación de la Constitución del 78.

LA RIOJA

César Luena | “Esto ya es un sistema federal, pero incompleto”

El Estado autonómico es ya un sistema federal, pero incompleto. Para perfeccionarlo se debe avanzar en la creación de instrumentos horizontales o de cooperación hoy prácticamente inexistentes. Un ejemplo sería transformar el Senado en una Cámara autonómica, o reglamentar la Conferencia de Presidentes con el fin de que las comunidades puedan conformar junto al Gobierno la voluntad del Estado. Para ello, además de mejorar la cultura de autogobierno puede que sea necesaria una reforma constitucional, pero lo que en todo caso será imprescindible es preservar el consenso constitucional.

Más información

Esta idea de España nunca será la idea de todos, pero puede ser aceptada por todos a excepción del nacionalismo radical en los dos extremos. Admite la sensibilidad de la diversidad en la unidad.

BALEARES

Francina Armengol | “Más capacidad de recaudación propia”

El modelo autonómico está en una situación de agotamiento. La solución a la cuestión territorial debe ser evolucionar hacia un Estado federal. Para ello deberemos afrontar importantes reformas institucionales, sin descartar la reforma constitucional. Todo esto pasa por un Senado que permita decidir de igual a igual a los territorios y la Administración central. Profundizar en las competencias autonómicas que nos son propias. Un Estado federal que garantice una mejor corresponsabilidad fiscal, con mayor capacidad de recaudación propia, evitando así desequilibrios históricos como los que han padecido las Islas Baleares.

CANARIAS

José Miguel Pérez | “Cambiar la Constitución no debería ser obstáculo”

La Constitución no cerró el desarrollo autonómico. Es necesario dinamizar el potencial que trajo el Estado de las autonomías, en una doble dirección, propia de un Estado federal: en primer lugar, debe haber una implicación y una corresponsabilidad real de las comunidades autónomas, porque forman parte del mismo Estado. Esto pasa por cambiar completamente la composición del Senado, convirtiéndolo en una Cámara territorial, responsable de la legislación que concierne a la gestión de las comunidades. ¿Habrá que cambiar la Constitución? No debería ser obstáculo el cambiarla. Y, en segundo término, hay otra gran reforma pendiente: terminar de una vez con la multiplicidad competencial.

Por tanto, por supuesto que hay que avanzar a una estructura federal; incluso, si fuera necesaria, con la reforma constitucional, en esa doble dirección que apuntaba: simplificación constitucional e implicación corresponsable de las comunidades autónomas en el centro del Estado.

COMUNIDAD VALENCIANA

Ximo Puig | “Financiación equitativa, corresponsabilidad fiscal”

El federalismo es el puerto de llegada lógico del Estado de las autonomías. Se trata de hacer posible la España real. Frente a la centralización y al soberanismo existe una vía que es el federalismo de la igualdad. Financiación equitativa, para impulsar las potencialidades de cada territorio y garantizar el Estado de bienestar, corresponsabilidad fiscal y espacios de encuentro y cooperación desde la lealtad federal.

Es imprescindible la reforma de la arquitectura institucional, readecuando la Administración General del Estado, reformando el Senado para que sea una verdadera cámara territorial, suprimiendo las Diputaciones y reforzando el principio de subsidiariedad. Dar un paso adelante en el Estado autonómico necesita diálogo, generosidad y voluntad para cambiar la Constitución desde la Constitución.

Con información de Pere Ríos, Lourdes Lucio, Pablo López, Concha Monserrat, Javier Rivas y Andreu Manresa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción