Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

60 inmigrantes llegan a Melilla tras otro asalto masivo a la valla

Unos 450 subsaharianos intentaron en la noche del sábado pasar la frontera

En sendas avalanchas, hasta 450 inmigrantes intentaron la noche del sábado entrar en Melilla saltando la valla que separa esta ciudad de Marruecos, según la Delegación del Gobierno. De ellos, unos 60 lograron su propósito superando los controles policiales marroquí y español, que tuvieron que intervenir para repeler estas avalanchas.

A las nueve de la noche del sábado, un grupo de 300 personas intentó el asalto por la zona vallada que discurre por el cauce del río de Oro. La policía no impidió que unos 60 lo consiguieran. Posteriormente, a las cinco de la madrugada, otro centenar y medio de subsaharianos volvió a intentarlo, sin éxito. En ambas avalanchas no se produjo ningún herido.

Estas cifras no se daban desde la crisis de la valla del verano de 2005, cuando miles de subsaharianos intentaron el salto, lo que llevó al Ejecutivo central a elevar de tres a seis metros la altura de las dos vallas y crear una intermedia formada por cables entrelazados.

Un portavoz de la Delegación del Gobierno ha destacado que "la colaboración de las fuerzas de seguridad marroquíes y la rápida reacción de los efectivos de la Guardia Civil y Jefatura Superior de Policía de Melilla posibilitó que el número de inmigrantes que logró rebasar con éxito las lindes fronterizas de Melilla se ciñera a unos 60 aproximadamente".

Posteriormente, ha añadido el citado portavoz, sobre las cinco de la madrugada de este domingo se ha producido un segundo intento de entrada por parte de un grupo próximo al centenar y medio de inmigrantes. No obstante, y siempre según Delegación, "en esta ocasión no se contabilizó ningún subsahariano que lograse entrar en la ciudad".

Asimismo, ha comunicado que ningún miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sufrió heridas ni lesiones. "Tampoco ningún inmigrante ha requerido asistencia sanitaria en el centro hospitalario melillense" ha asegurado.

Por último, ha recordado que todos aquellos que lograron entrar en Melilla se someterán a la aplicación de la ley de extranjería una vez sean identificados en la Jefatura Superior de Policía, desde donde serán trasladados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), cuyo nivel de ocupación, hasta estos últimos saltos, rondaba los 660, cifra que ascenderá hasta un total de 720 cuando se sumen estos nuevos 60.