Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ETA PRESOS

Otegi se suma a la huelga de hambre por el secuestrador de Ortega Lara

Los reclusos en ayuno se reparten por varias cárceles e España y Francia, donde otros condenados eluden apoyar la protesta

Arnaldo Otegi, en febrero de 2006, cuando estaba libre.
Arnaldo Otegi, en febrero de 2006, cuando estaba libre.

La izquierda abertzale ha encontrado en la situación de Iosu Uribetxeberria, el preso de ETA enfermo de cáncer y en huelga de hambre para pedir su libertad, la bandera perfecta para meter presión al Gobierno en un punto nuclear de su estrategia: forzar a Mariano Rajoy a cambiar su política penitenciaria.

Uribetxeberria, condenado por tres asesinatos y por los secuestros del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara y el empresario Julio Iglesias Zamora, cumplió este domingo cinco días en huelga de hambre en el Hospital Donostia, mientras las protestas en su apoyo se extienden entre los reclusos de la banda. Un total de 108 presos etarras internos en cárceles españolas han firmado hasta este lunes la instancia oficial en la que comunican que renuncian a comer, según el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste.

Entre quienes se han apuntado a la protesta figura Arnaldo Otegi, exportavoz de Batasuna y uno de los referentes de la izquierda independentista. Otegi anunció este domingo a través de su cuenta de Twitter su decisión: “En solidaridad con Iosu, comenzamos una huelga de hambre indefinida en la prisión de Logroño”.

El dirigente abertzale, quien cumple en esa cárcel una condena de seis años y medio por su intento de reconstruir Batasuna a través de Bateragune, y otros cinco reclusos desayunaron normalmente y antes de la hora de comer entregaron los documentos en que se declaran en huelga de hambre, según fuentes penitenciarias.

En 27 prisiones

Etxerat y Herrira, las asociaciones de familiares y en apoyo de los reclusos de la banda terrorista, elevan hasta 230 el número de presos etarras que han iniciado acciones de protesta en demanda de la libertad de Uribetxeberria, entre huelgas de hambre, chapeos (encierro en las celdas) o mandar cartas a Interior. Estos internos se hallan encerrados en 14 cárceles españolas y otras 13 francesas, según Etxerat.

Familiares de Uribetxeberria presentaron este domingo una denuncia en el servicio de atención al paciente del hospital donostiarra donde está siendo atendido por la actuación “incorrecta” y las “molestias y amenazas” que supuestamente le habían causado la madrugada de este domingo los agentes que le custodian.