Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio en el Parque Natural del Alto Tajo ya está controlado

Podría haber 1.500 hectáreas afectadas, según el subdelegado del Gobierno regional

Los 300 vecinos evacuados de Chequilla y Alcoroches ya pueden volver a sus casas

El fuego ya arrasó el parque natural hace siete años

María Dolores de Cospedal ha acudido a la zona para interesarse por las labores de extinción

El fuego declarado este miércoles en el municipio de Chequilla (Guadalajara), y que sigue activo en el Parque Natural del Alto Tajo, “está controlado”, ya que se ha detectado su foco principal, ha afirmado la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Asimismo, ha señalado que no desactivará el nivel 2 de alerta para seguir contando con los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME), "porque el viento puede soplar y la temperatura aumentar", lo que dificultaría las labores de extinción. El subdelegado del Gobierno, Juan Pablo Sánchez, ha informado de que podría haber 1.500 hectáreas afectadas.

Las condiciones climatológicas y de viento que ha habido esta noche han ayudado a que se perimetre el área afectada por el incendio, y durante la tarde de este jueves el fuego se ha mantenido dentro de la zona acotada, según ha indicado Sánchez. Se trata de un lugar de inmenso valor ecológico y una complicada orografía limítrofe con las provincias de Cuenca y de Teruel, que vuelve a ser pasto de las llamas después de que en 2005 se quemaran 13.000 hectáreas.

Algunos de los 110 vecinos de Chequilla que han sido trasladados a Peralejos de las Truchas por el incendio. ampliar foto
Algunos de los 110 vecinos de Chequilla que han sido trasladados a Peralejos de las Truchas por el incendio. EFE

El hecho de que el foco principal ya esté identificado tranquiliza a los servicios de extinción, ha declarado Cospedal a los medios. La presidenta se ha mostrado optimista por las condiciones meteorológicas. La clave para conseguir que el fuego no saliera del perímetro estaba a primera hora de este jueves en la evolución del viento y en evitar que las llamas pudiesen saltar la carretera GU-970, que une los municipios de Alcoroches y Checa, porque a partir de ese punto comienza el Alto Tajo propiamente dicho. El trabajo intenso de la noche del miércoles y la labor de los medios aéreos que han refrescado el terreno parecen estar dando sus frutos.

La presidenta de Castilla-La Mancha, que en la mañana de este jueves ha visitado el puesto de mando ubicado en el paraje denominado Alto de Megina, entre las localidades de Checa y Alcoroches, ha precisado que no todas las hectáreas afectadas han ardido, y que el incendio podría haber sido provocado “por un descuido” en una vivienda de Chequilla.

El fuego, que se originó a las 12.08 del miércoles, obligó al desalojo de más de 300 vecinos de las poblaciones de Chequilla y de Alcoroches, que fueron trasladados a Peralejos de las Truchas y a Alustante. La presidenta regional se ha felicitado de que "ninguna persona se haya visto afectada". Los vecinos evacuados han podido regresar a sus casas desde la mañana de este jueves.

En la zona afectada está trabajando un dispositivo integrado por numerosos medios aéreos y terrestres de Castilla-La Mancha, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y unas 250 personas, según ha indicado esta mañana Cospedal.

La presidenta ha agradecido la labor de los efectivos, que "están trabajando para salvar algo que es de todos". También se ha referido al trabajador herido mientras intentaba controlar las llamas, de quien ha dicho que "ha sufrido quemaduras de segundo grado pero ya está en su domicilio".

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha informado de que ha enviado a la zona cuatro aviones anfibios con capacidad de descarga de 5.500 litros, dos procedentes de la base de Torrejón en Madrid y dos de la base de Zaragoza.

También están operando dos helicópteros bombarderos con carga de 4.500 litros procedentes de las bases de Plasencia del Monte y de Villares de Jadraque, en Guadalajara.

Para complementar la labor de los medios aéreos se han desplazado además dos Brigadas para Refuerzo en gran incendio (BRF-A), cada una de ellas compuesta por 17 especialistas en extinción de incendios forestales, que proceden de las bases de La Iglesuela, en Toledo y de Daroca, en Zaragoza.

Asimismo, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha desplazado a la zona un avión de coordinación y observación y una unidad móvil de meteorología y transmisiones para reforzar la labor de los medios humanos y aéreos.

Los bomberos del Consorcio de Guadalajara han cifrado en 2.000 las hectáreas quemadas y han añadido que la empresa Movistar está trabajando para montar repetidores móviles y poder restablecer comunicaciones con la zona.

El Parque del Alto Tajo fue declarado Parque Natural en el año 2000, y es el espacio protegido de mayor extensión de Castilla-La Mancha, y el tercer parque natural de España. Abarca una superficie total de 105.721 hectáreas, donde están incluidos 36 municipios de Guadalajara y 2 de Cuenca.

Un trágico incendio, originado en la Riba de Saelices, quemó 13.000 hectáreas del Parque Natural del Alto Tajo en 2005, y terminó con las vidas de 11 personas del retén forestal que participaban en su extinción. Un juicio, cuya sentencia ha sido dada a conocer hace tan solo tres semanas, consideró único culpable a uno de los tres excursionistas que habían sido acusados de descuidar una barbacoa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >