Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exetarra Txelis hablará del perdón a través de una carta leída en un seminario

Un catedrático de la UPV leerá un escrito de Txelis en la que reflexiona sobre el arrepentimiento

José Luis Álvarez Santacristina.
José Luis Álvarez Santacristina.

El exdirigente de ETA José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, no hablará en persona de arrepentimiento y perdón. Será el catedrático emérito de la UPV Sabino Ayestarán quien finalmente entonará el mea culpa del etarra durante la lectura este viernes en los Cursos de Verano de la UPV-EHU de una declaración del que fuera jefe del aparato político de ETA en la que solicita el perdón por los atentados de la banda terrorista.

Ayestarán, catedrático de Psicología Social, interviene en un curso titulado Perdonar para vivir, donde se había programado inicialmente una intervención de Txelis, quien se encuentra cumpliendo condena en la prisión de Martutene en un régimen que le permite salir diariamente de la cárcel para trabajar.

Tras su ingreso en prisión en 1992, Txelis experimentó un proceso de recuperación de la fe religiosa que hizo que, a finales de ese mismo año, pidiera a la dirección de ETA de la época la renuncia a las armas. Fue expulsado de la banda en 1998 después de arrepentirse y en los últimos años se acogió a la vía Nanclares, impulsada por el Gobierno socialista, que permitía acogerse a beneficios penitenciarios a reclusos que cumplían con lo dispuesto en la ley: rechazo de la violencia y perdón a las víctimas, entre otros requisitos.

La polémica desatada entre las asociaciones de víctimas tras conocerse el pasado mes de mayo la decisión del exdirigente etarra de acudir a los Cursos de Verano hizo que Txelis declinara para no herir la sensibilidad de las víctimas a pesar de haber manifestado que estaba “encantado” con la idea. Desde la AVT se entendió su participación como el reflejo de “un mundo al revés”.

Horas después de que se conociese la programación de los cursos académicos, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, expresó su oposición a que el exdirigente de ETA participara en la ponencia “por muy arrepentido que esté”. Según Ayestarán, el perdón es un proceso de relación privado entre personas, largo y complejo. “El proceso empieza con una petición de perdón, pero para poder llevarse a cabo es necesario que el que lo recibe, acepte la disculpa. Sin la intervención de las dos partes, no es posible que el proceso salga adelante”, opina. La participación en actos públicos de presos terroristas que han rechazado la violencia ha generado una gran polémica en los últimos meses. Algunos creen que es fundamental su testimonio para avanzar, y para que otros reclusos debatan y avancen en ese camino. Otros creen que darles voz es humillante para las víctimas.

En el seminario que organizó el Gobierno vasco en mayo sobre convivencia y victimas estaba prevista la participación de Carmen Gisasola, una de las reclusas de la vía Nanclares. El Ministerio del Interior vetó su presencia para no ofender a las víctimas, lo que provocó una disputa publica entre el PP y el PSE. Se barajó en ese momento la posibilidad de leer una carta suya en el acto, pero finalmente, y tras la monumental polémica generada, se desechó la idea.