Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa: “Se ha hecho un daño irreparable a Dívar al entrar en cuestiones privadas”

El presidente interino del CGPJ afirma que no ha habido ningún compartamiento injustificado

La portavoz del Consejo, Gabriela Bravo, reconoce que Dívar debía haberse explicado mejor

De Rosa, ayer durante su comparecencia ante los medios tras la dimisión de Dívar.
De Rosa, ayer durante su comparecencia ante los medios tras la dimisión de Dívar.

“Se ha realizado un daño irreparable a Dívar al entrar en cuestiones privadas”, ha afirmado esta mañana el nuevo presidente interino del Poder Judicial, Fernando de Rosa, que ha sustituido al dimitido Carlos Dívar, tras el escándalo de los 32 viajes a cargo del erario público. Además, ha justificado la dimisión del presidente saliente en que no quería hacer más daño a la carrera judicial.

De Rosa, en una entrevista en Onda cero, ha dado por hecho que no hay ningún comportamiento injustificado por parte de Dívar. Ha argumentado que ni la Fiscalía ni el Tribunal Supremo han hallado indicios de delito y ha insistido en que el escándalo ha tenido que ver con “cuestiones personales que no venían al caso”, más propias de “la prensa del corazón” y ha obviado la falta de justificación de los 32 desplazamientos de Dívar en largos fines de semana. A lo que ha apostillado: “Si había algo en su actuación pública era donde debía haberse centrado el debate”.

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo, también ha concedido hoy una entrevista, en su caso a Los Desayunos de TVE. En ella ha reconocido que Carlos Dívar debería haberse explicado mejor y que ha actuado con “opacidad”. Según Bravo, la opinión pública ha considerado que las explicaciones eran insuficientes y “esa insuficiencia ha generado una sombra de sospecha de tal forma que no era posible salir hacia adelante sin una dimisión". “No nos podemos permitir el lujo ni siquiera de tener sospechas. El presidente tiene que actuar con la máxima ejemplaridad y no sólo parecer que no usa los fondos públicos”, ha añadido.

Bravo ha hablado de una "imagen de desprestigio que ha afectado al Supremo, al Consejo y a la credibilidad de la Justicia". La situación generada hacía “imposible poder seguir funcionando y dar estabilidad a la marcha normal de cada día sin una decisión drástica".

Sobre la utilización de fondos públicos para fines privados, la portavoz del Poder Judicial ha reiterado en varias ocasiones que no le parece normal ni lo acepta. Pero en el caso de Dívar, al igual que De Rosa, ha sacado a relucir las dos resoluciones que determinaron que los hechos “no eran constitutivos de delito”.

Bravo dice que la “gravísima crisis institucional” abierta, “la mayor en toda la historia de este país”, les ha servido para “hacer examen de conciencia” y darse cuenta de que tal vez no han actuado con la suficiente transparencia. Por eso se va a proceder a "una adecuada concreción del gasto de los vocales en relación con su actividad".