Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empresario confiesa que pagó a Crespo por el contrato de la visita del Papa

Crespo cobró supuestamente 88.000 euros de una de las subcontratistas de Teconsa

Los cabecillas de la red corrupta callan ante el juez sobre el pelotazo del sonido del evento

Cobraban fondos públicos de la Administración, pero también reclamaban comisiones a los que realmente efectuaban los trabajos. La investigación del pelotazo en la adjudicación a la trama Gürtel de las instalaciones de sonido para la visita del Papa a Valencia en julio de 2006 ha revelado que las empresas que efectivamente prestaron esos servicios pagaron comisiones a los máximos cabecillas de la trama liderada por Francisco Correa. Uno de los responsables de esas compañías, Óscar Fagio, aseguró este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que entregó 88.000 euros al número dos de Correa, Pablo Crespo, para hacerse con la subcontrata de la sonorización del evento. Es la primera declaración que demostraría el amaño del contrato a favor de la trama, ya que el lugarteniente de Correa no era el adjudicatario del concurso, sino la constructora Teconsa. ¿Por qué pagarle a él?

Esta constructora, relacionada con la trama corrupta, recibió como ganadora del contrato 7,4 millones de euros de la Radio Televisión Valenciana (RTVV), aunque la colocación de pantallas y altavoces a lo largo del recorrido de Benedicto XVI por las calles de Valencia —que subcontrató con otras empresas al no tener capacidad real para hacerlo— solo le costó 3,2 millones, según la propia contabilidad de la red Gürtel. Parte de ese dinero fue a parar a Wild Electronic Design y Apogee Telecomunicaciones, las compañías de las que Fagio fue administrador único y socio, respectivamente. Las que se encargaron de prestar el servicio encomendado a Teconsa.

Sin embargo, para conseguirlo, el empresario tuvo que abonar previamente esos 88.000 euros a Crespo. Fagio asegura que realizó el pago personalmente. En Sevilla, la ciudad donde tienen su sede sus dos empresas. Una vez cumplido ese requisito previo para hacerse con la subcontrata se comprometió con Teconsa a colocar los monitores y altavoces por 1.050.000 euros, una cantidad que, según dijo el empresario al juez, no daba ni para cubrir los gastos. La instalación tuvo un sobrecoste de 1.083.000 euros que el empresario facturó a la constructora y esta abonó con los fondos públicos recibidos de la televisión pública valenciana. En todo caso, la suma de ambas facturas —2.133.000 euros— es mínima en comparación con los 7,4 millones que recibió Teconsa para esas labores.

Este martes toca el turno a Pedro García Gimeno, el exdirector de RTVV cuando se adjudicó el contrato a la constructora. Anticorrupción considera que esa adjudicación se produjo “al menos parcialmente” gracias a los regalos en forma de trajes, vehículos y entregas de dinero en metálico que García Gimeno habría recibido del entorno de Francisco Correa. Los beneficios de esa contratación, según el fiscal, se los habrían repartido el propio Correa, Crespo, Álvaro Pérez, El Bigotes, y también García Gimeno. Ruz considera que esos hechos podrían ser constitutivos de los delitos de prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales. También de fraude fiscal por las cuotas del IRPF presuntamente impagadas por las personas que se enriquecieron con la operación y por lo que Teconsa habría dejado de abonar en concepto de IVA e impuesto de sociedades.

Antes de Fagio pasaron ante el juez Correa —que fue trasladado desde la prisión a la Audiencia Nacional en ambulancia por su claustrofobia—, Álvaro Pérez y Pablo Crespo, pero ninguno de los tres contestó a las preguntas de las partes. Crespo fue el único que habló a la salida del juzgado. “Todo el mundo sabe que se han violado los derechos de los imputados. Creemos que el procedimiento no es limpio y no lo es desde el principio, y esa es la razón por la que me he acogido a mi derecho a no declarar”, dijo. Cuando los periodistas le preguntaron por los supuestos sobornos de Gürtel al exdirector de la televisión valenciana, el número dos de Correa respondió: “¿Gürtel? ¿Qué es Gürtel?”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >