Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy insiste en usar a España en su campaña como arma contra los socialistas

El candidato socialista había acusado al presidente francés de falta de respeto por sus palabras

Hollande ironiza: Sarkozy "es un buen ejemplo de solidaridad europea"

Nicolás Sarkozy, en un mitin celebrado hoy en la Costa Azul.
Nicolás Sarkozy, en un mitin celebrado hoy en la Costa Azul. AFP

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, ha encontrado un buen filón electoral agitando el espantajo de la situación económica en otros socios europeos, y de esa forma intenta golpear a sus rivales, los socialistas de François Hollande. Sarkozy ha insistido hoy en un acto de campaña en Saint Raphael, en la Costa Azul, en que su país acabará rápidamente en la misma situación que España y Grecia si gobierna su contrincante, informa Efe.

Es el tercer día consecutivo que el presidente francés arremete contra la economía española y la compara con la de Atenas, que está al borde de la quiebra. Las declaraciones del presidente francés han provocado la enérgica protesta del candidato de la izquierda, quien le ha acusado de falta de respeto hacia España. François Hollande le ha afeado los "malos modales" y ha ironizado  diciendo que Sarkozy "es un buen ejemplo de solidaridad europea".

Las palabras del presidente francés han provocado también el rechazo de los socialistas españoles, que han pedido al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que desautorice a Sarkozy.

La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, cargó ayer contra él por utilizar de forma "partidista" los problemas por los que atraviesa España en la campaña electoral francesa, la cual "no le va bien", tras lo que ha recordado que la crisis financiera tiene un "ámbito global" y es consecuencia de las "políticas de derechas del eje franco-alemán".

En este sentido, insistió en que es "absolutamente necesario" que Rajoy defienda a España en el plano internacional y que desautorice las palabras del presidente francés, quien había advertido advirtió de que un Gobierno socialista en Francia conduciría al país "a una deriva económica similar a la de España y, sobre todo, de Grecia". 

El presidente francés había advertido ayer en una entrevista en la radio de que ante el 'florilegio de gastos' no financiados que a su juicio contiene el programa de Hollande, los franceses no quieren 'estar en la situación de Grecia, en la situación de España'.

Y el jueves, en una conferencia de prensa para explicar su programa, el líder conservador ya había comentado que 'no hay un francés que desee la situación que han tenido los griegos y que ahora tiene España', caracterizada por 'la incapacidad de cumplir con los compromisos' y 'la crisis de confianza'.

Hoy, Sarkozy ha afirmado que después de la victoria en 1981 de François Mitterrand,  "los socialistas vaciaron las cajas en dos años".