Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE rechazan el Gobierno de concentración en Asturias

El PSOE mantiene la confianza en recuperar el Gobierno tras lograr el apoyo de IU

Cascos alimenta la esperanza de entenderse con los populares y con UPyD

La candidata del PP a la Presidencia de Asturias, Mercedes Fernández, el pasado 25 tras conocer los resultados de las elecciones. Ampliar foto
La candidata del PP a la Presidencia de Asturias, Mercedes Fernández, el pasado 25 tras conocer los resultados de las elecciones.

El PP ha rechazado hoy -como ya había hecho el PSOE ayer - la constitución de un Gobierno de concentración en Asturias, la propuesta que el único diputado de UPyD planteó al resto de las cinco fuerzas políticas parlamentarias para salir del atolladero y garantizar la gobernabilidad y estabilidad política del Principado tras las elecciones anticipadas del pasado domingo.

La próxima semana se reanudarán los contactos pero a partir de otras bases. Con al menos 32 de los 45 diputados (17 del PSOE, 10 del PP y 5 de IU) opuestos a un Gobierno de unidad, esta opción queda descartada. Cascos sigue alimentando la hipótesis de un pacto con PP y UPyD que permita a su partido (FAC, con 12 escaños) seguir gobernando Asturias, pero de momento no hay síntoma alguno de entendimiento con sus eventuales socios. PP y Foro siguen muy distanciados.

Ignacio Prendes (UPyD) lamentó la “falta de sentido de Estado” para pactar un Gobierno de unidad de los 5 partidos para superar el bloqueo institucional de los últimos diez meses y para resolver el empate a 22 escaños entre los bloques PSOE-IU y FAC-PP que deparó las urnas el domingo. Si FAC y PP fueran capaces de entenderse como lo están siendo PSOE e IU, el único diputado de UPyD tendría la responsabilidad de dar el Gobierno a uno de ambos binomios y, en caso contrario, a él sería imputable que Asturias se viese abocada a nuevas elecciones autonómicas, las terceras desde mayo de 2011. UPyD, de momento, reclama su derecho a abstenerse y extiende la responsabilidad de lo que ocurra a los 45 diputados de la Junta General del Principado.

PSOE, FAC y PP coincidieron en las últimas horas en su voluntad explícita de evitar a toda costa el riesgo de nueva convocatoria a urnas. El socialista Javier Fernández tachó esta hipótesis de “kafkiana”; Francisco Álvarez-Cascos ofrece “máxima disponibilidad” para eludir ese nuevo fracaso y Mercedes Fernández admitió que le da “escalofríos” ese escenario. Es más, PSOE (vencedor en los comicios del domingo) y FAC (en funciones de Gobierno) se comprometieron a que Asturias disponga de un nuevo ejecutivo con rapidez. El año pasado se tardaron dos meses en constituirlo.

Cascos, tras diez meses al frente de un Gobierno en minoría, y que ahora acaba de perder 4 de sus escaños y se ha quedado con 12, no ceja en el empeño por seguir en el Gobierno y sigue ofreciendo un entendimiento a tres bandas con PP (10) y UPyD (1), lo que, de producirse, le garantizaría la mayoría absoluta (23 votos) en una cámara de 45 parlamentarios. Pero no se aprecia ningún síntoma de acercamiento entre PP y FAC.

Mercedes Fernández (PP) aseguró este sábado que Cascos no le planteó la posibilidad de que este partido (con dos escaños más que el PP) cediese la presidencia del Principado al Partido Popular para pactar y frenar la vuelta de la izquierda al Gobierno. Cascos también matizó sus palabras del jueves que dieron pie a esta interpretación. Mercedes Fernández le recomendó más precisión: “Yo pido claridad, rigor y honestidad intelectual, y que cada cual piense bien lo que quiere decir para no desmentirse luego, porque esto es muy fatigoso”, afirmó.

Javier Fernández cree que el PSOE es la única opción factible de Gobierno. Ya tiene el apoyo de IU para su investidura, con lo que suma 22 escaños. La próxima semana volverá a hablar con UPyD para lograr su respaldo y sumar 23 votos (mayoría absoluta). De no ser así, el PSOE tiene elevadas esperanzas de que FAC y PP, que no fueron capaces de entenderse durante diez meses cuando sumaban 26 diputados (mayoría absoluta muy holgada), no lo sean ahora cuando sólo congregan 22. “Hoy es más difícil un acuerdo de la derecha que antes de las elecciones”, dijo este sábado el dirigente de IU, Jesús Iglesias.

La dirección nacional del PP filtró que “no se fía” de la oferta de FAC. El problema para Cascos es que ahora quiere gobernar con el apoyo del PP, el partido del que se dio de baja en enero de 2011, al que acusó desde entonces de formar parte de la vieja política y de representar el sucursalismo y la supeditación de los intereses de Asturias a los del Gobierno central y –lo que es peor- al que imputó un entendimiento espurio con el PSOE: el “pacto del duernu”, en referencia al lugar en el que se da de comer a los cerdos