Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La demanda eléctrica cae un 16%

El paro hace que la curva de demanda parezca la de un festivo

Fuente: REE (Red Eléctrica de España)
Fuente: REE (Red Eléctrica de España)

La demanda de electricidad es un termómetro instantáneo sobre el seguimiento de una huelga general. Los datos de Red Eléctrica de España revelan notables caídas del consumo esta madrugada. A las cinco de la mañana, la demanda era de 19.682 megavatios, una caída del 13,5% frente a los 22.746 previstos. A las 7.50, la demanda era de 23.992 megavatios, un 21% menos de lo previsto. A las dos de la tarde, el descenso se moderaba (ya no pesa tanto la industria en el total) y la bajada era del 14,15%, y con ese ritmo lo previsible es que al final del día ronde el 16% en el total de la jornada.

Hacer comparaciones con otros días no es sencillo, ya que factores como la temperatura influyen en el consumo eléctrico. Respecto al jueves pasado a las 10.20 de la mañana, la bajada es del 21%, pero entonces aún estaba en vigor el horario de invierno y además fue un día más frío. El mínimo en la madrugada de hoy (19.592 megavatios a las 5.50) ha sido incluso menor que el del domingo anterior (20.359 megavatios a las 5.30)

En la huelga general de septiembre de 2010, la bajada de la demanda eléctrica a final del día fue del 14% respecto a lo previsto. Entonces había 18,5 millones de ocupados y en el último trimestre de 2011 (último dato de la Encuesta de Población Activa) 17,8 millones. El número de trabajadores también influye en la demanda eléctrica.

Interior ha argumentado que la caída de la demanda es menor que en el paro de 2010 contra la reforma laboral de Zapatero. Utiliza para ello los datos de las 10 de la mañana, que muestran un punto menos de descenso. Sin embargo, si se toma la demanda de las cinco de la mañana, el descenso es mayor esta vez que hace dos años (un 13,4% frente al 11,77%). Por eso hay que esperar al final del día para tener un único dato de todo el día. A las dos de la tarde de la huelga de 2010, la bajada era del 14,7% (frente al 14,15% de la actual).

En el paro general de 2002 contra el decretazo de Aznar, la demanda bajó un 20,5%. En la huelga de 1994, la demanda eléctrica cayó un 34,2%, pero el paro se realizó en enero, un mes de gran consumo por el frío.

Como la electricidad no se puede almacenar, Red eléctrica calcula cuál va a ser la demanda para cada momento del día y con eso se programa la producción de las distintas centrales (térmicas, de gas, carbón, hidráulicas, renovables...). Hoy es una jornada complicada para el sistema, pues sobre la marcha deberán ir apagando algunas de estas plantas. En condiciones normales, el sistema informático que calcula la demanda se ajusta si ve que se desvía mucho de la realidad. Para evitar la distorsión, en días como este, Red Eléctrica truca el sistema para que la curva no se corrija automáticamente y se queda fija la previsión realizada ayer.

La huelga hace que la curva de la demanda eléctrica se parezca a la de un festivo. El consumo cae por el parón en las fábricas —siderurgias, cementeras, fábricas de coches...— que consumen grandes cantidades de electricidad. Los hogares y el alumbrado público no notan el paro.

El colectivo Economistas frente a la crisis, que lidera el exconsejero de la Comisión Nacional de la Energía Jorge Fabra ha elaborado su propio indicador sobre la caída de la actividad económica a partir de la bajada del consumo eléctrico. Estos han comparado la evolución de la demanda en la jornada con respecto a la de un día festivo similar. Esa es la demanda que nunca puede caer, ya que muchos servicios (cámaras frigoríficas...) y los hogares no van a dejar de consumir electricidad por el paro. Según este indicador, "el consumo de electricidad imputable a la actividad productiva ha caído hasta las 14h un 87,6% debido a la incidencia de la huelga". Y añaden que este dato "en la huelga de 2010 fue del 68,1% y en la huelga de 2002 del 84,3%".

Más información