Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz interroga hoy por el saqueo de la visita del Papa a tres de los 11 imputados

La trama Gürtel logró una comisión de tres millones de euros tras amañar supuestamente el acto con el exjefe de Canal 9

Pablo Crespo salió de prisión el 1 de febrero.
Pablo Crespo salió de prisión el 1 de febrero.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, actual instructor del caso Gürtel, interrogará entre mañana y el viernes a 11 imputados por la visita del Papa a Valencia en 2006, en la que la trama que dirigían Francisco Correa y Pablo Crespo logró arrancar comisiones por más de tres millones de euros. Es decir, los jefes de la red y sus testaferros en esta operación se quedaron con casi la mitad del dinero que presupuestó la televisión pública valenciana, Canal 9, por la adjudicación a una empresa de León relacionada con la trama, Teconsa, de las instalaciones acústicas y sonoras para la retransmisión del evento a nivel mundial.

Ruz interrogará este jueves, a partir de las 11.30, por delito fiscal al número dos de la trama Gürtel y ex secretario general del PP de Galicia, Pablo Crespo; a Ramón Blanco Balín, la persona a la que se atribuye la operativa para el blanqueo de capitales que cosechó la red, y a Jacobo Gordon, exsocio del yerno del expresidente José María Aznar. Los tres declararán como imputados. Lo mismo que sucederá con las otras ocho persona que Ruz tiene citadas para el viernes, entre las que se hallan  los máximos responsables de Teconsa, José Luis Martínez Núñez y su familiar José Luis Martínez Parra. Los ha citado como imputados a instancias de las fiscales Míriam Segura y Concepción Sabadell y la intención es tomarles declaración ante de que prescriba el delito fiscal, entre otros, que se atribuye a los imputados en esta pieza criminal, desgajada del tronco principal que conforman las fechorías de Gürtel.

La visita de Benedicto XVI a Valencia constituye uno de los mayores saqueos que se atribuyen a la red corrupta. En grabaciones que constan en el sumario, Álvaro Pérez, El Bigotes, se jacta ante su jefe Pablo Crespo de sus conexiones con el expresidente valenciano Francisco Camps e incluso habla de la posibilidad de que él sea nombrado por el Consejo de Gobierno valenciano coordinador general de la visita.

El pelotazo, según los informes policiales, se perpetró así: uno de los amigos más cercano a El Bigotes, Pedro García, entonces director general de Canal 9, concedió la instalación sonora y acústica de la visita a Teconsa por 7,5 millones de euros. Actuó en connivencia con Gürtel. Teconsa solo fue una empresa pantalla, puesto que el trabajo real fue subcontratado con varias firmas, la principal de ellas radicada en Sevilla, que lo ejecutaron por menos de la mitad de ese dinero, aunque inflaron las facturas.

Casi tres millones de euros se lo repartieron los urdidores del plan: 200.000 euros fueron para Teconsa, según un informe policial, que revela, además, basándose en análisis de la caja B de las empresas Gürtel y en anotaciones hechas en la agenda secreta de Pablo Crespo, que el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, se metió en su bolsillo 1,4 millones; Crespo, otros 630.000 euros. Otra suculenta tajada, 500.00 euros, fue para el jefe de la red mafiosa en Valencia, El Bigotes. Y otros 500.000 euros, para el exdirector general de Canal 9, cargo para el que fue nombrado mediante decreto del presidente Camps en septiembre de 2004 y del que dimitió en agosto de 2009 tras salir a luz en EL PAÍS que la visita del Papa también había caído en las redes de Gürtel.