Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cita con Camps: tres millones en tres días

Según Urdangarin, fue Juan Antonio Samaranch quien le puso en contacto con Barberá

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ambos del PP, también se convirtieron en protagonistas de la larga declaración del duque de Palma. Sus nombres salieron en relación con el convenio conseguido por Nóos para organizar los eventos deportivos Summit Valencia, que se celebraron en tres ocasiones, de 2004 a 2006.

 Urdangarin justificó el germen de este evento, por el que se le acusa de malversación, falsedad, prevaricación y fraude. Precisó que fue el expresidente del Comité Olímpico Internacional Juan Antonio Samaranch (ya fallecido) quien le puso en contacto con Rita Barberá. Urdangarin mantuvo con esta una posterior reunión y le explicó el proyecto, que a la alcaldesa le pareció inicialmente bien. Barberá aportó sus ideas y “dijo que procedería a realizar los trámites administrativos correspondientes”. Todo ello se sitúa en la primavera de 2004.

Tras la cita con la regidora, esta hizo de anfitriona del duque y fue quien llamó al entonces presidente autonómico y cerró una cita entre los tres. Camps dio luz verde a un acuerdo exprés. En apenas tres días el entonces presidente concertó, aprobó oficialmente y firmó en acto público el convenio para que Nóos organizara los eventos Summit Valencia.

Urdangarin agregó que los Summit fueron un “gran éxito”, como también lo fue, dijo, el equipo ciclista Illes Balears negociado con el expresidente balear Jaume Matas.

Nóos pactó para los Summit cobrar un canon fijo de 900.000 euros al año, más unos gastos de 350.000 euros para cada una de las tres ediciones. Con este negocio y el de los nonatos Juegos Europeos, Urdangarin y Diego Torres recibieron 3,7 millones de Valencia. El fiscal y la Agencia Tributaria cuestionan de plano la justificación del pago de un canon impreciso y sin precedentes en proyectos públicos.

En paralelo con los Summit, Urdangarin intentó poner en marcha un proyecto de Juegos Olímpicos Europeos. Las citadas fuentes próximas al duque afirmaron que después del verano de 2005, a través de Miguel Zorío, también imputado, que “tuvo la idea del proyecto”, el duque dijo que mantuvo una reunión formal con Camps en las oficinas de la Generalitat. El proyecto no se llegó a realizar, aunque Nóos hizo un negocio por importe de 382.000 euros con Camps. La defensa del duque afirma que el proyecto ha sido retomado en la actualidad por la Asociación de Comités Olímpicos Europeos.