El PSOE cierra filas con los sindicatos e intenta recuperar apoyo social

Las centrales miden sus fuerzas en la primera protesta contra la reforma laboral

El PSOE quiere recuperar la relación con los sindicatos, perdida en la anterior legislatura, y no quedarse fuera de las protestas contra las medidas de recorte que aprueba el Gobierno del PP. Por eso y porque considera que la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy es un retroceso irreversible en derechos, quiere mantenerse lo más cerca posible de las protestas. Eso sí, manteniendo el ámbito de actuación de las centrales en la calle o en una hipotética huelga general y la del PSOE en el Parlamento.

Hoy, los sindicatos mayoritarios miden sus fuerzas con manifestaciones en 60 ciudades. Será la primera protesta contra el Gobierno de Rajoy y la primera vez en muchos meses que el PSOE acude a un acto de este tipo en apoyo de UGT y Comisiones Obreras.

En la Ejecutiva del PSOE del lunes se analizó la reforma laboral y, sin voces discrepantes, se decidió la representación que acudiría a las protestas de hoy contra el Gobierno. Se decidió que fuera una delegación oficial de la Ejecutiva a la manifestación y que el resto de dirigentes o parlamentarios fueran a título particular. Esas mismas ideas se mantuvieron el martes en el plenario del Grupo Socialista, donde las distintas intervenciones de diputados y senadores sirvieron para afianzar la posición de rechazo a la reforma laboral. Numerosos diputados y senadores expresaron a este periódico su intención de acudir a las protestas en sus respectivas ciudades. Entonces no se habían producido todavía las críticas desde el Gobierno a los sindicatos.

Ayer, los socialistas, encabezados por Alfredo Pérez Rubalcaba, salieron en tromba a criticar la reforma y, sobre todo, a defender a los sindicatos frente a lo que consideran una “campaña repugnante” del Gobierno contra las centrales.

Fuentes de la nueva dirección del PSOE explican que uno de sus objetivos inmediatos es el de recuperar el apoyo social perdido en la anterior legislatura. Empezando por los sindicatos y, por eso, no tiene ninguna duda de que el Ejecutivo pretende aprovechar la reforma laboral para debilitar a las centrales e impedir que puedan tener apoyo sus protestas, incluida una hipotética huelga general. En ese pulso, el PSOE no tiene duda de que estarán con los sindicatos y ven la mano del Gobierno detrás de los datos sobre sueldos de sindicalistas, que buscan desprestigiarles para impedir más apoyo popular a sus convocatorias. El Gobierno, según el PSOE, pretende enfrentar a los sindicatos con los parados. La número dos del partido, Elena Valenciano, aseguró ayer en Onda Cero que “el Gobierno del PP no solo arremete contra los derechos de los trabajadores, ahora también contra los representantes de los trabajadores”.

En el final de la anterior legislatura, el PSOE se vio también desbordado en la calle por los llamados “indignados” del 15-M y hoy, por primera vez, coincidirán en una protesta. Ayer mismo, la asamblea general de Sol acordó participar en la manifestación, aunque lo harán, según han consensuado, en un “bloque crítico organizado y diferenciado”, informa Efe.

Este “bloque” partirá de un lugar alternativo al de la convocatoria general, que está prevista que salga desde la plaza de Neptuno hasta la de Cibeles a las 12 del mediodía. La convocatoria está prevista a partir de las 11.30 horas frente a la Bolsa de Madrid.

El acto central de las protestas de hoy será la manifestación de Madrid, que arrancará a las 12.00 horas de la Plaza de Neptuno hasta su final en la Puerta del Sol. Asistirán los líderes de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción