crisis económica

Otro alcalde manchego en huelga de hambre

El regidor de Noblejas (Toledo) se suma a su homólogo de Villahermosa (Ciudad Real) Ambos protestan porque la Junta de Castilla-La Mancha no paga lo que debe a los Ayuntamientos

Imagen de Villamayor y Jiménez, cedida por el PSOE.
Imagen de Villamayor y Jiménez, cedida por el PSOE.EFE

Ya son dos los alcaldes de Castilla-La Mancha que están en huelga de hambre. Agustín Jiménez, regidor socialista de Noblejas, en Toledo, se ha sumado a la protesta iniciada esta mañana por Isidro Villamayor, su homólogo de Villahermosa, en Ciudad Real, y compañero de partido. Ambos protestan por las deudas que la Junta de Castilla-La Mancha mantiene con los Ayuntamientos de la comunidad. "La gota que ha colmado el vaso es que se está empezando a pagar a los consistorios del PP y se está dejando secos a los del PSOE", asegura Jiménez.

El primer edil de Noblejas es también vicepresidente de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha. Desde ese último cargo, afirma que no le parecía "lógico" que un miembro de la federación, "llevado por la desesperación", hiciese una huelga de hambre y el vicepresidente "solo pasara por allí". A esto añade que el Gobierno regional debe a su municipio más de un millón de euros.

La Junta lamentó ayer la decisión del alcalde de Villahermosa y pidió a los representantes de las corporaciones que no tomasen "medidas extremas que no contribuyen a solucionar la situación y se basan en datos y argumentos absolutamente infundados". Añadió que la situación proviene “de otros tiempos y de otros gobiernos", en referencia a cuando gobernaba el PSOE. Preguntado por este asunto, el vicepresidente de la FEMP castellanomanchega ha apuntado que las herencias hay que asumirlas y que también es herencia todo lo que se ha hecho, como por ejemplo, las autovías. "Defiendo lo hecho en Castilla-La Mancha porque en mi pueblo y en los demás el nivel de vida es tremendo", resalta.

Jiménez se encuentra hoy en Villahermosa, a donde se desplazó ayer por la tarde para asistir a la concentración de apoyo a Villamayor. Asegura que esta noche volverá a Noblejas y desde allí seguirá la huelga de hambre hasta que el Ejecutivo regional les dé una solución. "De momento no se han puesto en contacto con nosotros", concluye. Villamayor sí ha reconocido haber recibido llamadas de algunos alcaldes populares de la comarca del Campo de Montiel, que se han interesado por su situación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS