Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez pregunta por el papel de la Infanta y el emisario real

El duque de Palma declarará el día 25 de febrero

El exsocio de Urdangarin, Diego Torres, y su mujer, no lo harán

El exsocio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres Peréz, y su esposa salen los juzgados de Instrucción de la capital balear tras pasar ante el juez José Castro donde se ha acogido a su derecho a no declarar. Ampliar foto
El exsocio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres Peréz, y su esposa salen los juzgados de Instrucción de la capital balear tras pasar ante el juez José Castro donde se ha acogido a su derecho a no declarar. EFE

El caso Urdangarin, que investiga al duque de Palma y su entorno por el supuesto desvío de fondos públicos desde el Instituto Nóos, entra hoy en una fase fundamental. El juez José Castro, que instruye el sumario del caso Palma Arena del que se desprende esta pieza, está tomando declaración a lo largo del día al principal socio de Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres; a su mujer, Ana María Tejeiro; a los hermanos de ésta, Miguel y Marco Antonio Tejeiro; y al abogado barcelonés especializado en fiscalidad Salvador Trinxet.

El juez ha preguntado a Miguel Tejeiro por el papel de la Infanta y del emisario real. El magistrado quiere saber si Cristina de Borbón tomaba decisiones en Nóos y qué había hecho el enviado del rey, José Manuel Romero, para difuminar la presencia de Urdangarin.

El administrador de las empresas y entidades bajo sospecha judicial de la trama del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, ha señalado, por igual, a Iñaki Urdangarin y Diego Torres como las personas que le encomendaban los trabajos de asesoría fiscal y contable y dirigían las operaciones de las compañías. “¿Quién le contrató? “ le han preguntadoa Tejeiro en el curso de las casi cuatro horas de declaraciones en el juzgado y ha respondido, “los dos”.

Tejeiro fue secretario de la entidad madre y sin ánimo de lucro, el Instituto Nóos, pero se ha escudado en que su rol fue técnico de anotar las facturas y cuadrar los balances y ha negado conocer la supuesta facturación falsa usada para la evasión fiscal. Los fiscales han insistido con dureza sobre "las muchas cosas" que debía saber. No ha dado pistas.

 Sí ha reconocido que se creó una sociedad la sociedad pantalla De Goes Center for Stakeholder Management, puerta del entramado para pagar menos impuestos en Belice, pero ha dicho que este país no está considerado un paraíso fiscal. Ha dicho que la estructura societaria era legal según del decreto del abogado internacionalista contratado, Salvador Trinxet, que está previsto que declare hoy, tras la comparecencia de Marco Tejeiro, contable de las empresas. Miguel Tejeiro ha indicado que no asistió -como dijo a la policía- al acto de la compra ante notario De Goes.

La comparecencia de Diego Torres y demás implicados en el sumario ha comenzado a las 9.30 y ha levantado una gran expectación tanto dentro como fuera de España: más de un centenar de periodistas nacionales e internacionales se han acreditado para seguir la sesión. Torres y su mujer se han acogido a su derecho de no declarar ante el magistrado José Castro. Algo que sí hará el duque de Palma el día 25 de febrero para poder dar su versión de los hechos, según ha informado hoy su abogado, Mario Pascual.

La declaración del socio de Urdangarin no está exenta de polémica. El juez José Castro aceptó no grabar en vídeo la comparecencia del duque de Palma, algo que motivó la protesta del propio Diego Torres, de cuya defensa había partido la idea de registrar todas las declaraciones. El magistrado que instruye la causa motivó su decisión en que es “físicamente imposible garantizar que no se produzcan indeseables filtraciones”. El Consejo General del Poder Judicial ha respaldado la decisión del juez Torres al considerar que “no todos los imputados son iguales".

Más información