Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo rechaza el último intento de Carlos Fabra de no ser juzgado

El tribunal destaca las "impropias" expresiones del escrito del presidente del PP de Castellón

Carlos Fabra en una de sus últimas apariciones en público.
Carlos Fabra en una de sus últimas apariciones en público.

El Tribunal Supremo ha rechazado el último intento del presidente del PP de Castellón, Carlos Fabra, de no ser juzgado por los delitos de tráfico de influencias, cohecho y fraude fiscal. El expresidentes de la Diputación provincial recurrió al Supremo la sentencia dictada por este mismo tribunal que ordenó que Fabra fuera juzgado por todos los delitos que se le imputaban, rechazando así la prescripción de todos menos uno de los delitos fiscales de los que se le acusaba, tal como dictó la Audiencia provincial.

En su auto, el Supremo no solo rechaza el recurso sino que lo critica y sostiene que el escrito únicamente pretende “cumplir con este trámite como paso previo a la interposición del correspondiente recurso ante el Tribunal Constitucional”, ya que reproduce “los mismos argumentos que ya fueron expuestos ante este Tribunal Supremo”. La resolución no solo entra en el fondo sino que también lo hace en la forma e indica que el abogado de Fabra, que es Javier Boix, el mismo que defendió al expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, utiliza “expresiones que destacamos como impropias de un escrito forense firmado por un prestigioso letrado”.

Por otra parte, el PP de Castellón ha iniciado una campaña de apoyo a su presidente provincial y en la web del partido, que preside el imputado, indica que "todas las Junta Locales del Partido Popular de Castellón apoyan a su Presidente provincial, Carlos Fabra y consideran desproporciada la fianza que se le ha impuesto". El juez le exigió una fianza de 4,2 millones de euros para garantizar que, en el caso de que sea condenado, hará frente a los multas que se le requieren por el fraude de 1,2 millones de euros que se le imputa junto a su exesposa. La fianza también servirá como garantía de la responsabilidad civil por los delitos de tráficos de influencias y cohecho.

La web de los populares de Castellón indica que "estamos en una fase más de los trámites judiciales y hay que dejarlos seguir su curso por todo ello, dejemos trabajar a los jueces". Carlos Fabra lleva más de ocho años imputado por estos delitos pero los continuos cambios de jueces y fiscales, así como la dilación que ha supuesto la retahíla de recursos presnetada por el popular han demorado el proceso. En su página, el PP mantiene que Carlos Fabra es "el hombre que más ha trabajado por nuestra provincia y que la ha situado en el mapa" y concluye que la crítica a la gestión política de Carlos Fabra "mancha" la imagen de toda la provincia.