Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy quiere que las 'pilladas' no cuenten

El presidente le reprocha a Rubalcaba que le pida explicaciones por unas declaraciones robadas

Asegura que él no ha utilizado la información de su móvil que publicó un diario

Las pilladas no tienen que contar. Es la petición indirecta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha hecho al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, cuando este le ha pedido explicaciones sobre la confesión que le hizo a dos mandatarios extranjeros en la cumbre europea. Entonces, un micrófono encendido sin que lo supiera Rajoy permitió escucharle decir que la próxima reforma laboral le va a suponer una gran protesta social. Rubalcaba le ha reprochado que haya sido más sincero con líderes extranjeros a los que apenas conoce que con los ciudadanos.

En su réplica, Rajoy le ha pedido al nuevo secretario general del PSOE que no utilice una grabación hecha sin su consentimiento, como él no utilizó un mensaje de móvil que recibió Rubalcaba y que fue difundido por un medio. En aquel SMS, le decían al exvicepresidente que el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, iba a ser nombrado ministro de Defensa, según fuentes socialistas en el Ayuntamiento de la capital.

En realidad, el PP sí ha utilizado, y mucho, en la legislatura pasada, otras situaciones en las que el protagonista fue el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Los populares, con Rajoy a la cabeza, se hartaron de ridiculizar al ex jefe del Gobierno porque no supiera de economía, después de que se escuchara, también con un micrófono abierto, al exministro Jordi Sevilla decirle a Zapatero que no hacía falta que supiera mucha economía para ser presidente y que lo que él debía manejar se lo enseñaba él "en dos tardes". "El que iba a aprender economía en dos tardes , no va a recuperar la confianza en una semana de campaña", dijo Rajoy en un mitin en Asturias durante la pasada campaña electoral.