"Así se gana un congreso"

Rubalcaba bromeaba con Díez sobre el cónclave en el que ha sido elegido líder del partido

Alfredo Pérez Rubalcaba, bromea con Rosa Díez, esta mañana en el Congreso.
Alfredo Pérez Rubalcaba, bromea con Rosa Díez, esta mañana en el Congreso. ULY MARTÍN

"Me estaba explicando cómo se gana un congreso", relató ayer la diputada Rosa Díez, portavoz de UPyD, que Rubalcaba tratara de estrangularla junto a la bancada de la oposición, a la vista de todos. No quiso precisar más sobre la broma esta parlamentaria, que en 2000 vivió en carne propia el proceso que ahora ha ganado el exministro, cuando fue candidata a la Secretaría General del PSOE.

Más información
Rajoy: el objetivo es el empleo y reducir el déficit, el instrumento

Entonces ganó José Luis Rodríguez Zapatero, esta vez ha sido Rubalcaba, reconvertido en "maestro". El líder socialista confirmó también que bromeaba con Díez sobre lo que sucedió en el congreso de Sevilla. Según dijo, "eran chascarrillos". Ambos habían conversado en tono distendido durante un buen rato y a la vista de todos los diputados. 

Intercambio de papeles

Mientras, en los pasillos, comenzaba el baile de papeles. Que el hasta hace dos meses todopoderoso José Blanco se parara en los pasillos del Congreso con los periodistas era del todo infrecuente, según explican algunos de los veteranos de la vida parlamentaria. Pero esta mañana el exministro se ha paseado solo por la Cámara baja, sin que lo rodearan los asesores ministeriales, y hasta bromeaba en algún corrillo.

Era uno de los muchos parlamentarios que, en la primera sesión de control del curso, estaba ajustándose a su nuevo puesto. Unos, los del Gobierno saliente, para asumir que ahora son oposición. Entre ellos, como Blanco, hay exministros que ahora serán diputados rasos. Otros, del lado del PP, el partido mayoritario, han comenzado a escenificar que son los del Ejecutivo. Unos y otros intercambiándose los papeles para salir a la escena política. Y, el resto, los grupos minoritarios, como siempre, intentando hacerse un hueco, aunque sea de figurante.

En el pasillo, había más trasiego en el lado más alejado del patio que separa el hemiciclo del resto de dependencias, "el lado del PP". Por allí rondaban fotógrafos y periodistas en busca de algún ministro que se dejara caer por allí, por ser la puerta de salida que les queda más cerca. Algunos de los ministros, acostumbrados hasta ahora a departir tranquilamente con la prensa, con el fin de colocar su mensaje -como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la responsable de Empleo, Fátima Báñez, o la propia vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría-, todavía se han detenido hoy en los corrillos. Dentro de unos meses, si todo sigue su curso natural, ya ni siquiera se pararán para no tener que dar explicaciones inoportunas de su gestión. Salvo que estos días estén inaugurando una nueva forma de hacer política.

Entre quienes se dejaban ver por los pasillos, la más requerida era, sin duda, Santamaría. Tras explicar algunas de las cuestiones pendientes del Gobierno, se mostraba sorprendida de que hoy no se haya estrenado la que va a ser su principal oponente en esta legislatura: la nueva portavoz socialista, Soraya Rodríguez, exsecretaria de Estado.

Solo hay una razón formal, explican desde el PSOE. Que primero debe ser el Grupo Socialista el que ratifique con una votación su nombramiento. Eso no ocurrirá hasta la reunión de grupo del próximo martes y será entonces, en la Junta de Portavoces, cuando la nueva portavoz estrene el cargo. Sin embargo, esas mismas fuentes admitían que ya hoy había asumido el mando del grupo y había ordenado que se solicitara oficialmente la comparecencia del ministro de Educación, José Ignacio Wert, para explicar por qué se ha cambiado el temario de las oposiciones a maestro.

Si la legislatura arrancó con la casualidad de que los dos portavoces de los dos principales partidos compartían apellido -Alfonso Alonso, del PP, y José Antonio Alonso, del PSOE-, ahora sigue con la anécdota de que quienes van a ser las dos diputadas que más debatan entre sí compartan un nombre tan poco frecuente. Y hoy se escuchaba algún chascarrillo sobre eso por el hemiciclo. "¿Has visto a Soraya?", preguntaba uno. "¿Cuál de todas, la de Eurovisión?", bromeaba un asesor del Gobierno.

Sobre la firma

Soledad Alcaide

Es la jefa de sección de Madrid. Coordina el contenido de Local en las plataformas digitales con una decena de reporteros a su cargo. Fue responsable de Redes Sociales y Newsletters del periódico (2018-2021) y, antes, subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS (2014-2018).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS