La Comisión Internacional de Verificación pide a los etarras que no lleven armas

“ETA no tiene intención alguna de cometer u organizar actos de terrorismo o violencia en el futuro”

Comunicado del cese definitivo de la violencia.

La Comisión Internacional de Verificación ha comunicado a ETA que la posesión continuada de armas y explosivos, especialmente llevar armas personales, puede dar lugar a situaciones potencialmente peligrosas. Así consta en un informe que dicha comisión ha hecho público tras entrevistarse con ETA, que ha quedado en dar respuesta a esta “preocupación”. El grupo, creado en septiembre de 2011 en vísperas de la declaración definitiva del cese de la violencia de ETA, constata también que la banda terrorista está cumpliendo su compromiso de cese definitivo, entendiendo como tal el final de los atentados, de las amenazas y de la extorsión.

ETA ha quedado en dar respuesta a esta “preocupación”

Integran dicha comisión Ray Kendall, exsecretario general de la Interpol del Reino Unido; Chris Maccabe, exdirector de la oficina de Irlanda del Reino Unido y participante de los acuerdos de Viernes Santo de Irlanda del Norte; Ram Manikkalingam, director del Dialogue Advisory Group participante en las negociaciones en Irak e Irlanda del Norte; Ronnie Kasrils, exviceministro de Defensa y exministro de Inteligencia del Gobierno sudafricano.

Más información
Informe de la Comisión Internacional de Verificación
La policía detiene en Francia a un etarra buscado desde su huida en 2008
Ninguna excepción legal para los presos de ETA
Un dirigente 'abertzale' reprocha al Gobierno que siga deteniendo etarras
ETA pone fin a 43 años de terror

Los integrantes de la comisión se han reunido con representantes de todos los partidos vascos a excepción del PP que ha rehusado reunirse con ellos; todos los sindicatos, la patronal vasca, representantes de la Iglesia Católica y autoridades del País Vasco. Su conclusión es que “ETA no tiene intención alguna de cometer u organizar actos de terrorismo o violencia en el futuro”. La comisión considera asimismo que, según la información recibida, los desórdenes aislados de tipo kale borroka recientes, rechazados por todos los partidos vascos incluida la izquierda abertzale, y las manifestaciones realizadas a favor de familiares de presos de ETA no están relacionadas directamente con el alto el fuego.

ETA, a su vez, ha asegurado a los miembros de la comisión que “sigue comprometida con la declaración de alto el fuego de enero de 2011 y el cese definitivo de la actividad armada de octubre del mismo año”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS