Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CASO URDANGARIN

La fiscalía rechaza investigar a la infanta Cristina en el 'caso Urdangarin'

Considera que no ha quedado demostrado que conociera las actividades irregulares de la entidad

La Fiscalía General del Estado, al rechazar la denuncia personal de un abogado, se pronunció este miércoles contra la apertura de diligencias para investigar la supuesta implicación de la infanta Cristina de Borbón en la causa penal que afecta a su esposo, Iñaki Urdangarin. La cúpula del Ministerio Público abunda en las tesis del juez instructor de la causa y de la matriz del caso Palma Arena, José Castro, que decidió de oficio circunscribir las imputaciones al Duque de Palma, sus socios y excargos políticos, por los negocios irregulares al amparo de patrocinios y eventos vinculados al Instituto Nóos.

El juez Castro actuó en sintonía con los fiscales Anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach y Juan Carrau, por los indicios de presunta malversación de caudales públicos, falsedad y fraude en la organización, pagada con 2,3 millones del Gobierno balear de Jaume Matas, de dos ediciones del Forum Illes Balears, en 2005 y 2006. El próximo día 25 de febrero el yerno del Rey declarará en Palma como imputado.

El instructor y los fiscales Carrau y Horrach han descartado hasta ahora indagar la existencia de supuestas responsabilidades penales de la infanta Cristina porque, según los testimonios de otros encausados y del examen de los documentos intervenidos, la hija del Rey no formaba parte del reducido núcleo decisorio de la trama ni participaba directamente en la actividad bajo sospecha del grupo Nóos.

El abogado Fernando Pamos formuló una denuncia en la Fiscalía General contra la infanta Cristina por su papel de copropietaria de la empresa familiar del matrimonio, Aizoon. El letrado la acusó por los delitos de fraude, malversación de caudales públicos, contra la Hacienda Pública, delito societario de gestión y de falsedad en documento mercantil.

La Fiscalía General del Estado respondió que “en ningún momento se describe una conducta de aquella [la infanta] que resulte incardinable en ningún tipo penal”. Pamos vio sospechosas unas compras privadas suyas que no podían ser cargadas a Aizoon, según se señala en un correo electrónico intervenido.

“La hipótesis no se acompaña de la más mínima concreción”, replicó la fiscalía, que cree que la denuncia se basa exclusivamente en “informaciones periodísticas” y “no contiene un relato de hechos” para sostener la implicación penal de la Infanta.

Cristina de Borbón es copropietaria con su esposo de un palacete de Pedralbes, a través de la sociedad Aizoon, que tuvo la sede en esa casa. Con esta compañía opera profesionalmente Iñaki Urdangarin. Ocho años atrás, la Infanta era miembro, y renunció, del patronato del Instituto Nóos, sin ánimo de lucro, que dirigió Urdangarin con su socio Diego Torres.