Rubalcaba logra que Rajoy diga que no cambiará la edad de jubilación

El portavoz del PSOE hace un discurso en tono constructivo y ofrece a Rajoy varios acuerdos

"¿Para cuándo las malas noticias?". Esta es la pregunta formulada por el presidente del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, al presidente del Gobierno, a partir de mañana, Mariano Rajoy. De esta manera el político socialista deja claro, en nombre de su grupo, su impresión de que “no cuadran las cuentas”, en el discurso de Rajoy. En su primera y segunda réplica, Rubalcaba insistió en que Rajoy sabe, pero no dice, de dónde vendrán los ajustes y los recortes. Quizá por eso Rubalcaba anunció que su grupo votará en contra de la investidura de Rajoy “por algunas cosas de las que va a hacer y por las que no ha dicho y va a hacer”. Eso sí, anunció un vota en contra pero una “actitud positiva”, lo que Rajoy agradeció. Pero las preguntas quedaron sin responder.

Quiso Rubalcaba saber si va a haber cambios en el IVA – a cuya subida se opuso el PP cuando el Gobierno socialista lo elevó – y si va a bajar la edad de jubilación, que Zapatero subió a los 67 años. A la segunda requisitoria, Rajoy afirmó que no va a cambiar la edad de jubilación. Sobre el IVA el líder del PP señaló que se verá “próximamente”. No consiguió Rubalcaba concreción sobre las medidas que arbitrará el futuro Ejecutivo para ahorrar los 16.500 millones de euros durante 2012 que Rajoy había anunciado.

Más información

El presidente del grupo socialista mantuvo el método dialéctico de las preguntas y se centró en tratar de que Rajoy le precisara detalles sobre todos los temas que han quedado en el aire. Pero también expuso parte de su programa electoral y le ofreció pactos en grandes temas: política europea, política exterior, de Defensa, Política Agraria y todas las reformas que lleven a la creación de empleo. “Pero solo con ajuste sin reactivación económica no llegamos porque se produce el estrangulamiento de la economía”, proclamó Rubalcaba.

El gran experto que es Rubalcaba en educación se puso de manifiesto ya que entró en disquisiciones sobre todas las leyes educativas para pedirle a Rajoy, con tono vehemente, que no amplíe el Bachillerato hasta los tres años porque no es simple y además pone “patas arriba” toda la educación secundaria. El terreno de los rechazos fue amplio. El Grupo Socialista se opondrá a que se pueda pagar con fondos públicos la limpieza de los activos tóxicos. “No se puede pagar a los especuladores, a los que les ha salido mal”, señaló el candidato socialista

Hubo un capítulo de advertencias para que Rajoy sepa que los socialistas estarán “beligerantemente en contra” si de las políticas del nuevo Gobierno se desprende el menoscabo del Estado de bienestar. Una reforma laboral que convierta en la práctica todos los contratos en precario también contará con el rechazo absoluto de los socialistas. Sí contará con el grupo mayoritario de la oposición para legislar “requisitos básicos” del sistema sanitario para que no haya desigualdades entre españoles. Esta ley sería de obligado cumplimiento para todas las comunidades autónomas aunque tengan la competencia sanitaria.

De manera solemne se refirió Rubalcaba a la lucha contra el terrorismo, a la memoria de las víctimas y al final de ETA. “En este terreno usted como presidente del Gobierno tiene la palabra, nosotros hablaremos poco, solo para defender la paz, la dignidad y la memoria de las víctimas”.

También con solemnidad le hizo otra petición: “Retire el recurso que tiene en el Tribunal Constitucional contra la ley de matrimonios entre personas del mismo sexo”. Los diputados del Grupo Socialista le aplaudieron de forma cálida; también el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien Rubalcaba citó en dos ocasiones para alabar algunas de sus medidas. Ambos intercambiaron sonrisas de complicidad.

 
 

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50