Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza llega a 8.000 agentes

La policía vasca alcanza por vez primera la plantilla pactada hace siete años

Ampliar foto
Entrega de credenciales a la XXIII promoción de la Ertzaintza.

La Ertzaintza llegó ayer a la anhelada cifra de 8.000 agentes que hace ya siete años estimaron como necesaria los Gobiernos central y vasco para el correcto desarrollo de las competencias de la policía autonómica. El consejero de Interior, Rodolfo Ares, presidió en la Academia de Arkaute la entrega de credenciales a los 221 integrantes de la vigesimotercera promoción, que tras nueve meses de formación teórica, dará inicio el lunes a un período de prácticas que, por primera vez, se prolongará durante un año y medio y se desarrollará en distintas unidades, más allá de las habituales de Seguridad Ciudadana.

Con el objetivo de fomentar una formación integral de los agentes que les permita un conocimiento global de la estructura y el funcionamiento de la Ertzaintza, el período de prácticas se ha ampliado en medio año y se desarrollará, de forma rotativa, en unidades como Brigada Móvil, Brigada de Refuerzo o Tráfico, aunque la mayor parte del tiempo se destinará, como hasta ahora, a las comisarías de Seguridad Ciudadana. A los nuevos policías se les impartirán también los conocimientos informáticos necesarios para sus labores de investigación.

Fue el pasado año cuando se presentaron casi 6.000 solicitudes para las poco más de 200 plazas disponibles, lo que arrojó una media de 29 aspirantes por puesto que supuso una de las más altas en la historia del Cuerpo. El proceso selectivo comenzó en julio de 2010 y el pasado marzo se inició la formación de la nueva promoción, que culminó ayer. En los últimos meses, los jóvenes agentes, de los que una quinta parte son mujeres y cuya media de edad es de 29 años, se han aplicado en materias relacionadas con la profesión policial, como el derecho, el tráfico, la atención de emergencias o la elaboración de diligencias, así como en disciplinas físicas o euskera.

La necesidad de ampliar la plantilla de la Ertzaintza ha sido una revindicación histórica por parte de los sindicatos, si bien fue el propio Ares quien se comprometió a materializar primero el compromiso de llegar a los 8.000 agentes que ayer se alcanzaron. La próxima promoción no se convocará ya hasta que se apruebe la modificación de la Ley de Policía que actualmente está en trámite parlamentario, en febrero probablemente, para impulsar con soporte legal una mayor presencia de agentes femeninas que hasta la fecha han tumbado los tribunales.

Sus integrantes serán los próximos inquilinos de una Academia de Arkaute por la que han pasado, solo en los dos últimos años, medio millar de nuevos agentes. Para la vigesimocuarta promoción, Interior pretende intensificar la formación continua y especializada.