Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cierra la televisión pública de Mallorca

Esta noche a las ocho se emite el último boletín informativo

”La televisión de Mallorca es un lujo que no nos podemos permitir”, proclamó la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, del PP. Este viernes, a las ocho de la noche, será efectiva la liquidación de la Radiotelevisión de Mallorca (RTVM). La radio Ona Mallorca se queda sin boletines horarios y la televisión M emitirá su último informativo. Esta mañana dos centenares de personas, la mayor parte periodistas de la plantilla y dirigentes sociales y políticos, se han concentrado en la plaza de Cort de Palma, para protestar. La voz final de la manifestación ha sido "no nos callarán".

Las noticias, los debates y los documentales han sido las banderas de ambos canales a lo largo de los cinco años de vida. El Consell de Mallorca los sufragó y emitieron casi íntegramente en catalán. El PP aprobó, con Unió Mallorquina, la creación de M, a petición de Maria Antònia Munar para tener un canal alternativo a la tele autonómica IB3 en manos del PP entonces.

Al emitir M trabajos de investigación sobre los casos de corrupción, el PP consideró públicamente prescindible la televisión y UM se consideró "agredida". Antoni Alemany, consejero del PSOE, aseguró que UM y PP decidieron "la muerte" de RTVM tras las noticias que les eran adversas. "Si es nuestra y no la podemos controlar, cerrémosla.”, dijo Alemany que escuchó en boca de un dirigente de la derecha.

El PP, desde la oposición, trató de derribar a la ya exdirectora de RTVM, Marisa Goñi. En el poder, con mayoría absoluta, consideró de “interés público” el cierre y liquidación de ambas estaciones, aduciendo razones económicas: el presupuesto es de 10 millones al año. La televisión autonómica balear costará más de 30 millones en 2012 en la nueva reducción prevista tras superar los 100 millones en otros ejercicios.

El Expediente de Regulación de Empleo que el PP aplicará dejará en la calle a 117 trabajadores de la radio Ona Mallorca y de M televisión, con una indemnización mínima de 20 días por año trabajado, al argumentarse que la extinción de los contratos se debe a razones económicas. El Sindicato de Periodistas y la plantilla vindican los medios públicos, la pluralidad informativa y la dignidad de los periodistas. “Será el primer cierre de una radio televisión pública en España”, lamenta el comité de trabajadores.

Los manifestantes contra el cierre significaron que "estamos aquí en nombre de nuestra dignidad y porque esta pérdida nos afecta a todos". El manifiesto leído alude a "las distintas generaciones de periodistas se están viendo afectadas por la crisis, la intervención política y la privatización de los medios". La plantilla de RTVM, se dice, ha protagonizado "una ejemplar campaña en defensa de su trabajo" pero "no ha ido bien" aunque ya "nada quedará impune ni en silencio". "Resistiremos", se finalizó.

La portavoz socialista, Francina Armengol, ha considerado que "matar un medio público es algo antidemocrático e insólito, y más en estos tiempos difíciles". El PSOE cree que el PP actúa por motivos "más ideológicos que económicos". El portavoz del PSM-IV-ExM, Biel Barceló, que Ona y M han sido medios "arraigados" con información "cercana, plural y objetiva", en lengua catalana y con "una gran función como es la de acercar la realidad social de los pueblos".