Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP valenciano acepta investigar el saqueo de Emarsa

Fabra se declara “avergonzado” y las Cortes asumen la iniciativa socialista

Alberto Fabra, ayer en el pleno de las Cortes Valencianas. EFE

Las Cortes Valencianas crearán una comisión para investigar el saqueo de la empresa pública Emarsa, en la que aparecen implicados varios cargos públicos del PP, después de que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se declarase ayer públicamente “avergonzado” por lo que están destapando los juzgados.

La investigación judicial sobre la empresa pública que gestionaba en Valencia la depuradora más grande de España cuenta ya con 18 imputados por malversación, estafa continuada y delitos societarios. Entre ellos figuran el vicepresidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Manises, Enrique Crespo, y otros cargos locales del partido en Valencia que, supuestamente, participaron en un fraude que podría superar los 30 millones de euros.

Fabra, que ayer se sometió a una sesión de control en el Parlamento, admitió: “Estamos sorprendidos y avergonzados y vamos a esclarecer todas las cuestiones”. Fabra adelantó que su grupo apoyará la creación de una comisión de investigación parlamentaria, que el lunes pasado ya habían solicitado formalmente los socialistas, y que la Generalitat se personará como acusación popular en el pleito. “La creación de esta comisión, haciendo que quienes han metido la mano en la caja lo paguen, va a ser la mejor respuesta a los ciudadanos”, aseguró Fabra.

Los grupos de la oposición reclaman que la comisión de investigación sobre el saqueo de Emarsa no se convierta en un “paripé”, como ha ocurrido con otras comisiones de investigación del Parlamento valenciano.

El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, exigió que la comisión se constituya “con urgencia” y que se depuren las responsabilidades políticas. Alarte criticó que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, “no haya dado todavía una explicación política, porque son militantes del PP puestos a dedo por ella los que han llevado a cabo el saqueo”. El portavoz de Compromís, Enric Morera, instó al Gobierno valenciano a recuperar el dinero “robado a todos los que pagamos el canon de saneamiento”. “Aquí hay un bolso lleno de porquería”, sentenció Morera, que criticó la ausencia en el debate de Barberá —que también es diputada autonómica— y reclamó al jefe del Gobierno autonómico que sea igualmente contundente en otros escándalos de corrupción.

Marga Sanz, de Esquerra Unida, advirtió de que la decisión de investigar en las Cortes el saqueo de Emarsa “puede ser una cortina de humo para aplazar responsabilidades”, porque todavía está por constituir la comisión de investigación sobre la CAM.

Barberá, cuyo Ayuntamiento controlaba la mayoría del consejo de administración de Emarsa, calificó de “fenomenal” la decisión de que su partido aceptará la comisión de investigación. Hasta ahora la alcaldesa de Valencia, cada vez que se le preguntaba sobre el caso Emarsa, replicaba con una referencia a los encuentros en las gasolineras del ministro de Fomento, José Blanco. La pasividad de Barberá obligó a la dirección regional del PP a apartar del partido al dirigente local y exgerente de Emarsa Esteban Cuesta.