Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba y Rajoy firman tablas en la ‘arena’ social

Un estudio da empate en Twitter y Facebook entre los candidatos de PP y PSOE

Ampliar foto
Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su entrevista a través de Twitter. EFE

Por fin las encuestas le dan una alegría a Alfredo Pérez Rubalcaba. Ha conseguido firmar tablas frente a Mariano Rajoy en las redes sociales. Tal vez tenga un peso limitado este empate, pero también podría ser, en palabras del dramaturgo Bertolt Brecht: “El principio del comienzo”. Nunca se sabe. Lo cierto es que en ese nuevo mundo inasible que construyen Twitter, Facebook o Youtube se ha dictado sentencia y el resultado es que no hay ni vencedor ni vencido. Nada que ver con las encuestas del mundo “tangible”. Rubalcaba y Rajoy, nos dice la firma de análisis de mercado Nielsen Online, tienen una presencia igualada en foros y blogs.

Entre el 1 y el 27 de octubre pasado la consultora midió cómo andaban de presencia en la arena social ambos candidatos y los números que obtuvieron eran similares. Echemos cuentas. En ese periodo de tiempo Rubalcaba generó 1.064 mensajes en blogs, 2.373 en foros, 1.475 en Facebook, 52.154 en microblogs, mientras que en términos de vídeos e imágenes propició 449 apariciones. En el otro lado de la bancada política, Rajoy obtuvo cifras parecidas en blogs (1.022), foros (2.557), Facebook (5.133), microblogs (48.880) y unos 804 vídeos e imágenes. Hagamos, ahora, una cuenta gorda. Rubalcaba suma 57.515 presencias y Rajoy 58.396. El candidato del PP gana por muy poco (881) en una partida que bien se puede dejar en empate. Pero, ¿es realmente así?

Los medios sociales no confían en que el PP consiga la mayoría absoluta

Hay que fijarse en la letra pequeña, que narra cosas interesantes. Rubalcaba (una buena noticia para el candidato) tiene, acorde con Nielsen Online, mayor ratio de amplificación que Rajoy. O sea, cada tuit suyo es retuiteado más de una docena de veces, frente a las nueve de Rajoy. Lo que cuenta Rubalcaba en Twitter genera más interés, polémica o discusión. Sitúese el lector en cada terminó, según su opción personal y política. Y es que “Internet está que arde”, describe David Sánchez, director de Social Media de Nielsen. “De hecho es precisamente la red de microblogguing la que reúne la mayor parte de los mensajes sobre los candidatos, los partidos y sus propuestas”. ¿Y qué se cuenta?

Pues empezando por el titular y, de nuevo, en contra de los que parece suceder en el espacio “real”, los medios sociales no confían en que el PP consiga la mayoría absoluta, ya que el desplazamiento del voto de izquierdas a otros partidos más minoritarios lo debería dificultar. Solo un centenar de menciones sobre los sondeos dan la mayoría absoluta al partido que lidera Rajoy.

Como vemos, la fuerza de la gravedad política no atrae a todo el mundo por igual en las redes sociales. Y eso a pesar de que ambos partidos tienen un equipo detrás dedicado en exclusiva a comunicar a través de las redes, incluso Rajoy ha hecho un curso intensivo este verano con su iPad para estar actualizado.

Cada tuit de Rubalcaba es retuiteado más de una docena de veces, frente a las nueve de Rajoy

Sin embargo tanto interés no quiere decir que sepan manejarse en los medios sociales con soltura, ya que “los consideran meros canales de difusión de propaganda”, critica Gustavo Entrala, director general de la agencia de publicidad 101. Y añade: “La mayoría se dedican a ser políticos spammers. Inundan sus perfiles con mensajes que repiten su arenga política pero sin escuchar o conversar. Tanto es así que son muy pocos quienes se atreven a dialogar con votantes de otras ideologías. Una excepción es Esperanza Aguirre, que se atreve hasta con preguntas incómodas de algunos tuiteros”.

Pero ahora que se habla tanto de que las partículas superlumínicas podrían hacernos viajar al pasado volvamos a ese mes de octubre en el que Nielsen Online centra su trabajo y preguntémonos qué sucedía bajo la mirada política en las redes, pues es una piedra de Rosetta perfecta para entender el tiempo que vivimos.

Las declaraciones de González Pons, vicesecretario de Comunicación del PP (“No hay un español tan idiota para querer que gane el PSOE”), se mencionan en los medios sociales unas 200 veces y muchos votantes se sienten insultados y definen esa actitud como antidemocrática. Tampoco sienta bien la inclusión de la dación en pago en el programa del PSOE por parte de Rubalcaba y, claro, en esos días el comunicado de ETA anunciando el cese irreversible de la violencia también se refleja en la Red. Tanto es así que la ambigua postura de Rajoy provoca que muchos usuarios dirijan su intención de voto hacia UPyD.

Y como la ironía es un arma cargada de presente en las redes sociales, el programa El gato al agua (de la cadena Intereconomía) genera otros 200 mensajes, algunos con bastante retranca: “Si el PP gana las elecciones, ¿entonces en El gato al agua, de qué hablarán?”. Pero finalicemos la partida como empezó, o sea en tablas. El 25 de octubre el lema del PP: “Súmate al cambio” se convierte en trending topic en Twitter. La mayoría de los usuarios se muestran desconfiados y jocosas acerca de hacia dónde nos lleva ese cambio. Lo veremos después del 20-N.

Un decálogo obligatorio para el político

La redes sociales funcionan bajo el escrutinio de sus propias leyes. Al fin y al cabo, son una especie de universo autónomo, sobre todo en época de elecciones. De hecho, en este espacio tanto los aciertos como los errores (sobre todo estos últimos) multiplican su repercusión en proporción maltusiana. Por eso el político debe seguir una serie de reglas si quiere hacer una buena campaña electoral 2.0. y equivocarse lo menos posible. Ese decálogo bien puede tener las siguientes ideas:

  1. El tono de los mensajes debe ser siempre correcto. Por ejemplo, Cayo Lara ha tuiteado en ocasiones usando palabras como “gilipollez”. El lenguaje hay que cuidarlo.
  2. Cercanía no es colegueo. Aunque el internauta sea cercano al político, la respuesta en la red (reply) es visible y pública desde el perfil del político.

Desde el Twitter de Rubalcaba contestaron hace poco de este modo a un comentario sobre el número de criticas al PSOE:

–¿Así que si os criticamos mucho, mucho, ganamos una Termomix?

–“O un viaje al Caribe. Ya te vale”.