Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin regresa a España para preparar su defensa

El duque de Palma aterrizó en Madrid el pasado viernes

Iñaki Urdangarin ha regresado a España para preparar su defensa después de que el pasado miércoles estallara su presunta implicación en la Operación Babel, una pieza separada del caso Palma Arena, en la que se investigan sus negocios con el Instituto Nóos.

El duque de Palma aterrizó en el aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado viernes poco antes de las ocho de la mañana. Lo hizo a bordo del vuelo de United Airlines 7663 — en código compartido con Iberia—, que despegó de Washington el jueves a las 17.40.

Según han explicado algunos viajeros que iban en el avión, el marido de la infanta Cristina llegó a la carrera para tomar el vuelo. Hasta la entrada del avión estuvo acompañado de dos miembros del servicio de seguridad, que protege a la familia real, pero el viaje lo realizó solo.

Urdangarin ocupó una plaza en la categoría business. En el avión, repleto de españoles, hubo un pequeño revuelo cuando le vieron entrar. El duque de Palma no habló con nadie en todo el trayecto. Cuando se sentó en su sitio apagó su iPhone, tomó su almohada y durmió durante todo el vuelo. A su llegada a Madrid fue recogido por un coche con chófer y seguridad.

Urdangarin, por tanto, ya está desde el viernes en Madrid para preparar con los abogados su defensa y para estar listo en caso de que, como es predecible, sea llamado a declarar.

Ese mismo día, el marido de la infanta Cristina realizó unas declaraciones, las únicas que ha hecho hasta ahora en relación con Nóos, que fueron difundidas por la agencia Efe y fechadas en Washington. Sin embargo, Urdangarin, en el momento en que se hicieron públicas, pasadas las diez de la noche, ya llevaba en España 14 horas.

En estas declaraciones Urdangarin aseguró que defenderá su “honorabilidad e inocencia”. Y añadía: “Cuando conozca los pormenores de las diligencias previas del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, que en este momento son formalmente secretas, podré pronunciarme sobre su contenido”. Durante su estancia en España, primero en Madrid y luego en Barcelona, Urdangarin preparará la línea argumental de su defensa.

De todos estos movimientos y de los pasos que dé el duque de Palma, la Casa del Rey no va a informar, ya que considera que se trata de un asunto que afecta a la vida privada y profesional del esposo de la infanta Cristina, pero que no tiene que ver con la familia real. La Casa del Rey se ha limitado a asegurar que son “respetuosos con las actuaciones de los jueces”.

La infanta Cristina no tiene previsto en los próximos días ningún acto oficial en España. La última vez que participó en uno fue el Día de Fiesta Nacional, el pasado 12 de octubre, cuando asistió con toda la familia real al desfile de la Fiesta Nacional y a la posterior recepción en el Palacio Real, actos a los que también asistió Urdangarin.