López: "Para cerrar las heridas de ETA, no es lo mismo Rubalcaba que Rajoy"

El líder del PSE llama a apostar por la "concordia" entre la pluralidad de identidades

Patxi López, durante su intervención en el comité nacional del PSE, reunido en el palacio Euskalduna de Bilbao.
Patxi López, durante su intervención en el comité nacional del PSE, reunido en el palacio Euskalduna de Bilbao. JESÚS URIARTE

Despojados de la "mano atada a la espalda” que suponía la amenaza terrorista de ETA y con el 20-N a la vuelta de la esquina, los socialistas vascos quieren reivindicar su papel como garantes de que Euskadi dará prioridad en esta nueva etapa al “derecho a convivir” frente al “derecho a decidir” que los partidos nacionalistas pugnan por abanderar. “Tenemos que cerrar las heridas que ha ocasionado el terrorismo durante tantos años. Y yo sé, vosotros también, toda la ciudadanía vasca sabe que para eso, en Euskadi no es lo mismo Rubalcaba que Rajoy”, ha recalcado este domingo en Bilbao el lehendakari y secretario general del PSE-EE, Patxi López, en el primer comité nacional tras anunciar ETA el cese definitivo de la violencia.

Lo importante ahora, ha destacado López, es apostar por la “concordia” entre la pluralidad de identidades que coexisten en Euskadi. Ha defendido la necesidad de que la sociedad vasca no vuelva a enrocarse en cuestiones identitarias y ha lamentado que, tras el anuncio de ETA, los nacionalistas estén desempolvando a toda prisa “sus obsesiones particulares”, como el “derecho a decidir, Navarra o la autodeterminación”. “El único conflicto verdaderamente nuestro ha sido ETA”, ha sentenciado antes de rechazar que para resolver “lo que los nacionalistas llaman conflicto tengamos que acercarnos a sus posiciones”. “Y nos dicen que tenemos que ser valientes”, ha ironizado. “Valientes había que ser para no callarse, para defender la democracia y nuestras instituciones” cuando la violencia y quienes la apoyaban daban rienda suelta a sus “posiciones totalitarias” en la esfera pública.

Nos pide valentía. Valientes habría que ser para no callarse ante la violencia

“No vamos a permitir que marquen la agenda con sus prisas cuando nos deben 40 años de libertad secuestrada”, ha respondido a la izquierda abertzale, que sigue construyendo su propio relato sobre lo ocurrido en Euskadi. Los socialistas tienen presente que tanto ellos como Bildu-Amaiur afrontan una reválida el 20-N que también influirá en los ritmos de la pacificación. “No nos debe dar ningún miedo el nuevo tiempo. Hoy podemos hablar de cosas que antes teníamos postergadas porque lo importante era la libertad y poner fin a la violencia terrorista”, ha resaltado López. “Los nacionalistas piensan que solo ellos tenían cosas que decir, exigencias que proponer cuando ETA se fuera. Nosotros también tenemos cosas que decir”.

De las demás intervenciones, varios de los presentes han resaltado la de Txiki Benegas. Tras recordar los años de plomo en los que fue de los pocos políticos que acudían a los funerales de miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, ha pedido a los asistentes una campaña para el 20-N con “corazón, emoción y épica”, reivindicando el papel central del socialismo vasco en la derrota de ETA.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción