Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Antonio Erias, cabeza de lista del PP por A Coruña

"Sería conveniente alcanzar un gran pacto de Estado contra la corrupción"

El diputado asegura a propósito del 15-M que el sentir ciudadano está presente en el Congreso

Ampliar foto
Retrato de Antonio Erias, candidato del Partido Popular por A Coruña.

Antonio Erias Rey (Vigo, 1952). Diputado desde hace ocho años, Erias Rey opta a un tercer mandato repitiendo como cabeza de lista del PP en A Coruña.

Pregunta. ¿Qué necesita su provincia?

Respuesta. Como todas las provincias, A Coruña necesita mejorar y recuperar prioritariamente los niveles de actividad económica previos a la crisis actual, los cuales son imprescindibles para posibilitar de nuevo la creación de empleo y dar por finalizada la etapa de destrucción laboral y cierre de empresas. La mejor política social tiene que ver con facilitar nuevas oportunidades para que las pequeñas y medianas empresas, así como los autónomos, generen nuevos puestos de trabajo, asunto este verdaderamente crucial para todo el país. También sería conveniente agilizar la finalización de infraestructuras iniciadas años atrás, como la Tercera Ronda; el puerto exterior; la ampliación de la Autopista del Atlántico; los trabajos y el desarrollo formal del plan director para el aeropuerto coruñés de Alvedro; los sistemas de depuración de Santiago y Ferrol; las conexiones ferroviarias y por carretera a los puertos exteriores de A Coruña y Ferrol; la regeneración integral de la ría de O Burgo; finalizar el Parador de Muxía, comprometido desde el llamado Plan Galicia; los proyectos de AVE A Coruña - Ferrol y las respectivas estaciones para tal modo de transporte en A Coruña y Ferrol; todas ellas obras que se han convertido ya en demandas históricas para nuestra provincia.

Es necesario modificar la normativa del mercado de trabajo, introduciendo un mayor grado de flexibilidad

P. ¿Hay que subir o bajar impuestos? ¿Por qué?

R. Yo creo que el debate no está en si hay que subir o bajar impuestos. Lo que la política económica debe perseguir es, como acabo de comentar, promover una mejora de la actividad económica que facilite el disponer de más ocupación, ciertamente la bajada de ciertos impuestos. Por ejemplo, la reducción del tipo impositivo del impuesto de sociedades para las pymes puede favorecer esa reactivación que se persigue, y lograr no solo la mejora en la actividad, sino también la del consumo privado. La política económica dispone de otros instrumentos distintos de los fiscales para incentivar la reactivación económica, acometiendo las reformas estructurales precisas para tal finalidad. Para que vuelva a fluir el crédito se requiere terminar la inacabada reforma del sistema financiero o la del propio sector público. También es necesario incidir en modificar la normativa actual del mercado de trabajo, introduciendo un mayor grado de flexibilidad.

P. ¿Cuáles son las medidas de austeridad más necesarias?

R. Creo que la gestión realizada por Alberto Núñez Feijóo en la Xunta de Galicia puede ser un gran punto de partida y un ejemplo para todas las comunidades autónomas.

A Coruña

  • Censo: 952.333
  • Resultado de las últimas elecciones
  • PP: 43,29 % (4 diputados)
  • PSOE: 39,89 % (3 diputados)
  • BNG: 12,47 % (1 diputado)
  • Diputados en juego: 8
  • Habitantes: 1.146.458

P. Proponga una medida contra la corrupción.

R. Sería conveniente alcanzar un gran pacto de Estado, en el cual todos los grupos parlamentarios se comprometan a seguir un código ético. En este sentido, la carta de compromiso aprobada por el Partido Popular me parece un buen ejemplo a seguir.

P. ¿Qué propuesta del Movimiento 15-M llevaría al Congreso de los Diputados?

R. La democracia española tiene cosas que mejorar y, sin duda, después de 30 años y con la crisis que padecemos, hay que desarrollar propuestas imaginativas en donde los problemas de la sociedad tengan respuesta en los programas políticos de los partidos. Pero esta es una democracia consolidada, que tiene y dispone de cauces para llevar a cabo tal cometido. Me parece, pues, acertado, si fuera preciso, revisar fórmulas que fomenten y afiancen la democracia. En este sentido, los partidos políticos y los políticos hemos de ser sensibles a las preocupaciones de la sociedad de la que formamos parte y, por mi experiencia, doy fe que el sentir de la calle está presente en las Cortes generales a través de los representantes elegidos.